Este lunes iniciamos una semana de lluvias abundantes y nuevos vendavales en casi toda España

Hasta 3 borrascas cruzarán el país hasta el fin de semana, ocasionando temporales de lluvia, viento y nevadas en muchas zonas, en particular la cara atlántica de la península, Extremadura y media Andalucía
Iniciamos una semana muy revuelta, con tres potentes borrascas que irán cruzando el país entre el lunes y el viernes | Archivo

Se presenta una semana del 16 al 22 de diciembre muy revuelta, con un intenso carrusel de borrascas atlánticas y fuertes vientos del suroeste, protagonizada otra vez por lluvias muy importantes en la cara atlántica del país y vendavales en muchas zonas, con nevadas copiosas en cotas relativamente bajas durante un par de días en el oeste y norte.

Pero también notaremos una montaña rusa de temperaturas, porque hasta el miércoles hará frío de diciembre pero después se dispararán notablemente. En resumen, sufriremos un tiempo muy loco, parecido al de la semana pasada, al que se unen las regiones del suroeste.

 

Un inicio de semana muy complicado de norte a sur, incluso en Canarias

Mapa de la previsión para este lunes | AEMET

Entre el lunes y el martes nos cruza una potente vaguada con aire frío en altura y vientos húmedos del suroeste, que juntos harán una combinación explosiva en casi toda España. Como novedad, el tiempo más severo se espera en puntos del suroeste y centro peninsular. Canarias recibirá también una potente dosis de viento y temporal costero.

 

 

Desde Andalucía hasta la cornisa cantábrica se esperan chubascos intensos, persistentes en zonas de montaña, acompañados de tormenta en el oeste andaluz, durante el lunes. En la otra mitad, esta fuerte inestabilidad se traducirá con cielos nubosos y escasos chaparrones porque la parte más activa de la borrasca les llegará el martes. La nevada caerá fuerte en la Cordillera Cantábrica asturiana, leonesa y gallega, en el Sistema Central, bajando la cota hasta los 800- 1.000 metros el martes.

Para entonces, las precipitaciones serán destacables, sin riesgo de inundaciones, en el tercio este, como en Pirineos, Sistema Ibérico y Baleares. Más tímidas en la costa levantina. Al mismo tiempo, las temperaturas bajarán fuerte de oeste a este durante el lunes y martes, devolviendo el ambiente de puro invierno en las zonas elevadas y en la costa atlántica. El viento llegará violento al oeste de Andalucía y en las montañas del norte y mitad occidental, agitando el estado del mar en la costa atlántica.

La Aemet advierte con avisos amarillos y naranjas a más de 30 provincias este lunes:

Mapa de alertas por viento, lluvias, nevadas y mala mar para este lunes | AEMET

Las dos siguientes borrascas cruzará el país entre el jueves y el sábado

El miércoles disfrutaremos en general de un tiempo más calmado, con restos de inestabilidad en el noreste, alguna nevada en los Pirineos y en la Cantábrica por la mañana, en cotas medias. Entrará el viento del oeste y norte con fuerza en el este mediterráneo, y el viento de sur irá remitiendo en la fachada atlántica. En Canarias se instalará cierta calma. Se iniciará la rampa ascendente de las temperaturas en la península.

 

 

Y el jueves y viernes volveremos a ver cielos borrascosos en la mayor parte del país, con vientos del sur muy intensos y lluvias muy abundantes primero en el noroeste, trasladándose después hacia el sur, a Extremadura, Castilla- La Mancha, Andalucía y Ceuta. En el mediterráneo chubasco irregulares, más persistentes en Cataluña y sistema ibérico, y en Canarias tiempo anticiclónico. Durante el viernes encontraremos aguaceros en las sierras del área del Estrecho y quizás en los Pirineos orientales.

En cuanto a las temperaturas, muy altas para esta época del año con lo que la nieve solo se espera en las cumbres más elevadas; no obstante, debido al tiempo tan desapacible, la sensación térmica será poco agradable. El viento será noticia en los bordes de la península, con rachas huracanadas que volverán a superar los 100 km/h.

 

El tiempo del fin de semana será más tranquilo y agradable

La última borrasca se largará de la península y como ha pasado este finde pasado, el viento perderá fuerza. Solo podría parar de llover a última hora del sábado en el norte cantábrico y Galicia. Con temperaturas muy suaves y ambiente soleado, al mediodía se podrán alcanzar los 20- 22ºC en las regiones mediterráneas.