El viento y las lluvias van a menos este finde, pero en el norte la tregua se espera corta

Una nueva borrasca entrará en la noche del sábado 14 para devolver los chubascos al noroeste, las temperaturas bajarán progresivamente y el viento irá encalmando, pero todavía con rachas fuertes
Se espera un finde con menos viento y lluvias menos intensas, concentradas en Galicia | Sergio Padura

Empieza el último fin de semana del otoño con un tiempo muy loco y desapacible, especialmente en la mitad norte peninsular. El viento del oeste con aires tropicales ha barrido el país, llegando a superar los 120 km/h en muchas provincias del norte y este. Ha llovido a cántaros en el noreste cantábrico y en los Pirineos, causando importantes crecidas de los ríos y algunos sustos en los paseos y carreteras de sus orillas.

Más de 30 provincias estaban este viernes en alerta por el viento huracanado que impide andar por las calles y las lluvias generosas concentradas en el País vasco, Navarra y Pirineos. En el resto, el ambiente ventoso ha hecho dispararse los termómetros hasta los 19- 20ºC en las costas peninsulares. La próxima madrugada se presenta muy suave, sin heladas en prácticamente toda la península y el tiempo loco quiere tranquilizarse.

Mapa de previsión para este sábado | AEMET

Cesa el temporal de lluvias y viento, todavía con el mar muy agitado

De cara el sábado tendremos un ambiente más seco en la España afectada por el temporal. Podremos guardar el paraguas en muchas zonas porque se espera que la borrasca se vaya totalmente durante el sábado. Aunque no podremos despistarnos cerca de la costa porque el litoral cantábrico seguirá en riesgo por el oleaje adverso durante todo el fin de semana. Avisos también en Pirineos por aludes, por crecidas en el Ebro y en la zona de Levante por los últimos vendavales.

Mapa de alertas meteorológicas para este sábado | AEMET

En cuanto a las precipitaciones, cabe destacar que solo notaremos algún chubasco débil en el entorno de Galicia, siendo más frecuente el litoral oeste. De nuevo, el tiempo anticiclónico y la humedad formarán bancos de niebla molestos en las carreteras de la meseta interior, especialmente a primera hora de la mañana. Poco movimiento en Canarias, sigue el riesgo de algún chubasco en las islas más montañosas.

Temperaturas en descenso en general, salvo en el cantábrico y Canarias, donde permanecerán con pocos cambios, e incluso subirán las máximas en Pirineos y este de Andalucía.

 

 

Un nuevo sistema frontal en el noroeste el domingo

Aunque tengamos un ambiente más agradable en general, la situación volverá a torcerse a partir del domingo. Habrá que permanecer atentos al Atlántico porque se espera que un nuevo frente atlántico se cuele por el noroeste del país, devolviéndonos las lluvias, que serán más destacables en Galicia y que irán avanzando por todo el cuadrante noroeste, y algunas de ellas se podrán dar en forma de nieve.

Sin embargo, los cielos estarán más despejados en las regiones mediterráneas, por lo que podremos contar con más ratos de sol y con temperaturas que refrescan paulatinamente. Aunque la calma reine en casi toda la Península, de nuevo en la costa y montaña gallega y asturiana no podremos despistarnos porque el viento soplará con bastante fuerza.

La semana que viene comenzará con el frente alcanzando lentamente el centro y este peninsular, descargando precipitaciones localmente intensas y persistentes en Galicia, suroeste de la Cordillera Cantábrica y del Sistema Central. Es posible que en el entorno del golfo de Cádiz y Estrecho sean localmente fuertes y con tormenta. La nieve bajará de cota hasta los 1.400 metros en las montañas cantábricas y el viento seguirá molesto en puntos del norte y oeste.

En gran parte del tercio oriental, extremo oriental del Cantábrico y área mediterránea no se esperan precipitaciones o con baja probabilidad. En Canarias, probables lluvias y chubascos en el norte de las islas occidentales, y sin descartarse en el resto.