La reconstrucción del crimen de Heidi Paz, asesinada por el ‘Rey del Cachopo’

Han salido a la luz las últimas horas de la joven asesinada gracias a las declaraciones de dos testimonios y a su teléfono móvil
Reconstruyen las últimas horas de Heidi Paz, presuntamente asesinada por el ‘Rey del Cachopo’ | Telecinco

 

Desde que fuera encarcelado el pasado mes de noviembre, César Román, conocido como el ‘Rey del Cachopo’ y acusado de ser el presunto asesino de Heidi Paz, ha insistido en su inocencia y en que él no es el autor de esa «barbaridad». Incluso ha llegado a escribirle una carta de tres folios a la madre de la joven víctima asegurando que «jamás le hubiera hecho daño a Heidi».

Sin embargo, los profesionales han definido a Román como una persona absolutamente fría, sin escrúpulos y una psicopatía muy acentuada. Ahora, ‘El programa de Ana Rosa’ de Telecinco ha reconstruido la última noche de la vida de Heidi, quien fue presuntamente asesinada por el ‘Rey del Cachopo’, descuartizándola y escondiéndola en una maleta que apareció en un edificio de Madrid que se incendió el pasado mes de agosto.

Nuevos testimonios y posicionamiento del móvil

La investigación del caso de Heidi Paz continua adelante tras cuatro meses y, gracias a dos nuevos testimonios y al posicionamiento de un móvil, se ha podido reconstruir cómo fueron las últimas horas de vida de la joven asesinada. Por una parte, la Policía descubrió que el móvil que utilizaba la chica pertenecía a Román y era uno de los que fueron confiscados al empresario, tal como han informado desde 'el programa de AR'.  

Heidi llamó a un amigo, a sus hijos y salió con un compañero de trabajo antes de ser asesinada | Telecinco

 

Una de las últimas personas con las que habló Heidi fue un amigo, al que la noche del pasado 5 de agosto llamó. Este chico se ha convertido en un nuevo testigo del caso y ha asegurado que la joven le contó que había discutido muy fuertemente con su pareja, César Román, esa misma tarde. Además, ha explicado que quiso pagarle un taxi a Móstoles para que fuera con él, pero ella se negó, y también ha dicho que Heidi le contó que se iba a casar con César e incluso le había enseñado el anillo de compromiso.

Por otra parte, el segundo testigo del caso es un compañero de trabajo de Heidi, cuya declaración también es clave en la investigación, pues la noche de su desaparición estuvo con ella: «A las 00:56 recibí una llamada de Heidi, me preguntó a qué hora salían los autobuses de Perales del Río a Madrid». Entonces el chico pidió un taxi junto a un amigo y recogieron a la joven para ir al centro de Madrid, estuvieron juntos en una discoteca hasta las 04:30 de la madrugada.

El 'Rey del Cachopo' estaba en casa de Heidi, esperándola, cuando esta volvió de una discoteca de madrugada | Telecinco

 

Román utilizó muchas veces el móvil de la víctima tras asesinarla

Posiblemente este compañero fue el último en ver con vida a Heidi, sin contar a su asesino, quien ha contado que al volver cogieron otro taxi: «La primera en bajarse fue Heidi en la glorieta de Legazpi». Esa noche la joven también llamó a Honduras, a casa de sus abuelos, para hablar con sus dos hijos, sin embargo no fue su última llamada.

El móvil ha mostrado que Heidi llamó a Román y, gracias al posicionamiento del teléfono, los investigadores han descubierto que el ‘Rey del Cachopo’ estaba esperándola en su casa. Además, el presunto asesino utilizó este móvil 32 veces después de la muerte de la joven.