ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

PREVISIÓN

Chubascos en el noreste, en un sábado soleado

Tres policías heridos en Madrid tras ser atacados por los perros de unos detenidos

Los animales no llegaron a morderles, pero los agentes resultaron heridos cuando abrieron fuego en defensa propia
Imagen del lugar en el que los perros atacaron a los agentes | Google

 

Tres agentes de la Policía de Madrid han resultado heridos, tras ser atacados por dos perros, después de que unos delincuentes azuzaran a los animales contra ellos cuando estaban siendo arrestados en el distrito madrileño de la Hortaleza, en el barrio de Pinar de Rey.

Según un portavoz de la Jefatura Superior de la Policía de Madrid, los hechos sucedieron cuando los agentes estaban realizando una operación contra el tráfico de drogas que tenía que acabar con el arresto de tres personas. Al parecer, en el momento en el que se estaban realizando las detenciones, los delincuentes lanzaron a los agentes dos rottweillers.

Los agentes pudieron evitar que los perros les mordieran

En el mismo instante los policías vieron peligrar su integridad, al tratarse de dos perros considerados de raza peligrosa, y, por lo tanto, con atributos físicos capaces de realizarles daños importantes. Por ese motivo, ambos realizaron varios disparos contra los animales en defensa propia y consiguieron que los perros no les mordieran.

Pese a no recibir la mordedura de los perros, cabe mencionar que dos agentes sí que resultaron heridos muy leves por quemaduras provocadas por el roce de la pistola, además, un tercer agente resultó herido leve después de que se le incrustara una esquirla de una de las balas en el gemelo.

Detenido un conductor por embestir varios árboles en la Castellana

La Policía Municipal de Madrid ha detenido a un hombre durante la madrugada de este martes por conducir bajo los efectos del alcohol y acabar arrollando varios árboles del Paseo de la Castellana con su vehículo, según un portavoz del Cuerpo Local.

Todo comenzó cuando unos agentes observaron como un coche estaba circulando por Madrid con una rueda pinchada, la luna delantera fracturada, varios golpes en el vehículo y sin matrícula delantera. Los policías lo persiguieron y le dieron el alto, fue entonces cuando comprobaron que estaba conduciendo bebido.

Tras ello procedieron a buscar aquello con lo que había chocado hasta que acabaron dándose cuenta de que había varios árboles grandes golpeados en el paseo de la Castellana y otros más pequeños arrancados. Además, en el lugar encontraron la matrícula del coche.