Una pelea entre clanes gitanos acaba con cinco detenidos y una mujer con rozaduras de perdigones

Llegaron a participar hasta 35 personas, cuyo origen de momento se desconoce
Agentes de la Policía Nacional han detenido a cinco personas   | Cedida

 

Agentes de la Policía Nacional y Municipal de Madrid detuvieron ayer martes a cinco personas participantes en una pelea entre clanes gitanos en la que utilizaron una escopeta de perdigones, cuyos impactos rozaron a una mujer, que se encuentra herida muy leve, han informado a Europa Press fuentes policiales.

Los hechos sucedieron sobre las 20.20 horas en el barrio de Portazgo, en el madrileño distrito de Puente de Vallecas. En un patio interior empezó una pelea entre dos familias de etnia gitana, en la que llegaron a participar hasta 35 personas, cuyo origen de momento se desconoce.

Cuando acudió la Policía al lugar algunos de los participantes huyeron en una furgoneta, pero fueron interceptados por un vehículo policial. Entonces, los perseguidos huyeron a pie pero tres de ellos acabaron detenidos por agentes municipales. Al conductor le acusan de un delito contra la seguridad vial, desobediencia grave y atentado contra la autoridad; al segundo un delito de tenencia ilícita de armas, desobediencia grave y atentado; y al tercero tenencia ilícita de armas y atentado también.

En otro lugar cercano, a la altura de la calle Pablo Neruda 102, la Policía Nacional detuvo a dos individuos, españoles de 50 y 57 años, como autores de un delito de tentativa de homicidio. Entre el material intervenido a los arrestados figura una escopeta de calibre 2.

Por su parte, los sanitarios del Samur-Protección Civil atendieron a la altura del número 253 de la avenida de la Albufera a una mujer, española de etnia gitana de 59 años, que presentaba unas heridas superficiales con quemaduras en el costado por posible rozadura de una bala. Fue trasladada al Hospital Gregorio Marañón para una revisión, pero sus heridas eras muy leves.

Los facultativos también atendieron a un hombre por un posible luxación de codo, ha informado a Europa Press una portavoz de Emergencias Madrid. La Policía Nacional busca al resto de implicados en la reyerta.