ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Una niña muere en un coche al ser olvidada por su padre, en Madrid

En menos de dos meses se repite este tipo de historia en España
Efectivos del Samur atendiendo una emergencia. Imagen de archivo | Emergencias Madrid
 

Las autoridades investigan las causas iniciales de la muerte de una niña de un año, hallada encerrada en un vehículo aparcado en una calle del distrito de Hortaleza, en la ciudad de Madrid.

El triste desenlace tuvo lugar el número 32 de la calle Ana de Austria, en Sanchinarro, en el barrio Valdefuentes y las primeras hipótesis apuntan a que el padre olvidó dejar la niña en el centro infantil y habría pasado casi ocho horas en el coche.

Fue su madre quien se dio cuenta de la ausencia de la menor en su colegio y pronto llamó al Samur para que la asistieran, pero todo lo que hicieron por salvarle la vida no fue suficiente.

El padre olvidó a la niña en el coche

La historia que tuvo un trágico final se inició cuando el padre debía llevar a la menor a la guardería, a las 9.00 horas como todos los días entre semana, pero no lo hizo, la dejó en el coche olvidada.

La madre, siendo las 16.00 horas, visitó el centro infantil para recoger a la niña, como tienen pactado con el padre, y los profesores le informaron que en todo el día la menor no había acudido.

De inmediato llamó al marido y este se dio cuenta que nunca había dejado a la niña en la guardería. Minutos después la mujer, con una copia de la llave del vehículo, llegó a donde estaba estacionado y encontró a la niña en mal estado.

Al llegar los médicos del Samur, luego de 45 minutos de reanimaciones, confirmaron que había fallecido por una parada cardiorrespiratoria.

Hace menos de dos meses ocurrió lo mismo en Baleares

El 10 de agosto hubo un suceso similar en Manacor, Mallorca. Allí un hombre, el abuelo, había dejado olvidada a una niña de 10 meses en el coche, desde las 7.00 horas hasta las 15.00 que se percató del error.

El hombre de 56 años pidió ayuda a los servicios de emergencia para poder salvar a la menor, pero fue imposible porque había fallecido, según el Instituto Forense de Palma a causa de las altas temperaturas dentro del vehículo. Aquel día el municipio de Manacor vivió una temperatura superior a los 30 grados.