ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Una mujer se suicida por un vídeo sexual compartido entre sus compañeros de trabajo en Madrid

La fallecida de 32 años trabajaba en una fábrica de camiones del grupo Iveco
Verónica, de 32 años, trabajaba en la fábrica Iveco de San Fernando de Henares | Iveco

 

Una mujer de 32 años se ha suicidado tras la difusión de un vídeo de carácter sexual, donde aparecía ella, entre sus compañeros de trabajo. La fallecida, madre de dos hijos, era una trabajadora de la fábrica CNH Industrial que el grupo Iveco tiene en San Fernando de Henares, Madrid.

El suceso tuvo lugar el pasado sábado, cuando Verónica, que así se llamaba, decidió quitarse la vida. Unos días antes, concretamente el lunes 20, la grabación, que era de hace 5 años cuando no estaba casada, empezó a ser compartida por WhatsApp entre la plantilla de esta factoría de camiones, que tiene unos 2.500 trabajadores. 

No pudo afrontar los hechos

Rápidamente, esta se viralizó y llegó a la vista del marido que sufrió una crisis de ansiedad. Según explicaba Ivan Cacho, un compañero de trabajo, a 'Espejo Público', «cuando se enteró el marido de que el vídeo estaba circulando a ella se le cayó el mundo».

Verónica habló de la situación el pasado viernes con el departamento de Recursos Humanos. Pese a la recomendación de este de que denunciara, ella declinó hacerlo. Finalmente, pocas horas después, tras no aguantar las presiones y «miradas, gente que iba al puesto de trabajo para ver quién era la compañera», explicaba Cacho, acabó ahorcándose. 

  

Una antigua pareja habría publicado el vídeo

Sus compañeros, a través de un comunicado del comité de empresa, han expresado su dolor por la muerte y han querido dar el pésame a la familia y amigos. Además, en el escrito no han dudado en denunciar «el uso irresponsable de las redes sociales» que tuvo «trágicas consecuencias». Explican que en el fallecimiento de Verónica ha habido «responsabilidades compartidas y que tendrán que depurarse».

Todo apunta a que la persona que difundió el vídeo, según recogía 'El Mundo', es una antigua pareja de Verónica. Este hombre, que también trabajaría con ella, se habría vuelto a encaprichar de ella y la habría extorsionado con la publicación del vídeo. Finalmente, habría cumplido su amenaza.

En un principio, la Policía Nacional investigaba la muerte como un suicidio, después que apareciera ahorcada en su casa de Alcalá de Henares. Así, mientras no haya denuncia de su entorno no se podrá investigar a nadie por un delito contra la intimidad.