Miguel Ángel, devorado por el Pitbull de la familia tras una posible discusión con su mujer

La viuda aseguró que el hombre solo le estaba dando unas palmaditas en la espalda cuando el animal atacó
Imagen recurso de un Pitbull que no se correspondé con el animal que atacó a Miguel Ángel | cedida

 

El pasado lunes el polígono de La Estación, en Colsada, Madrid, sufrió un dantesco episodio que impacto a sus vecinos, todos situados en la calle Corbeteras, la única habitada de la zona. A las 13:30 horas se empezaron a oír gritos y golpes procedentes del número 13, poco después una mujer salió del interior cubierta de sangre mientras gritaba: «¡Lo ha matado, lo ha matado!». Ella era María del Mar, la mujer de Miguel Ángel, de 48 años, con quien viva, juntamente con la hija de 18 años de ambos y cuatro perros de raza peligrosa.

Según la versión de los hechos de María del Mar, su marido le había dado unas palmadas en la espalda cuando ella sufría un ataque de tos y al verlo su perra de raza Rottweiler cruzada con Pitbull, se abalanzó contra él, destrozándole la cara y la cabeza, tal como relata ‘El Español’. Pero la Policía investiga ahora si hubo algo más, y, por ejemplo, la pareja estaba discutiendo cuando el perro se abalanzó contra el fallecido.

El matrimonio discutía constantemente

Según algunos vecinos de la zona han declarado al medio antes citado, «las broncas y las peleas entre el matrimonio eran continuas, muchas veces se podían oír desde la calle. Él además estaba metido en el alcohol y ahora estaba rehabilitándose». Esta misma vecina cree que tal vez la perra estaba defendiendo a su dueña ya que «él no estaba nunca en casa, era ella la que le daba de comer».

Los vecinos explican de Miguel Ángel que era fanático de los perros y que los animales no salían a la calle «des de hace tiempo» y «vivían en malas condiciones». Todo y que aseguran que nunca habían agredido a ningún vecino, aunque es posible que no solieran llevarlos con el bozal reglamentario, ya que los cuatro canes estaban clasificados como de raza peligrosa.

Algo que no cuadra a los investigadores del caso es porqué se tardó tanto en avisar al 112. Según la mujer, intentó con todas sus fuerzas separar al animal de su marido, y cuando logró encerrarle, salió al exterior. Al conocer los hechos, los vecinos se ofrecieron a llevar a Miguel Ángel al hospital, pero Mar se negó. No fue hasta las 14.05 que uno de los hermanos del fallecido llamó al 112.

 

Cuando llegaron los efectivos del Summa el cuerpo ya estaba muy rígido | Summa 112

 

El cuerpo estaba muy rígido

Cuando una UVI-móvil del Summa llegó ya no se pudo hacer nada para salvar la vida de la víctima. Lo más llamativo fue que el cadáver presentaba cierta rigidez, lo que significaba que se había tardado más de lo habitual en dar la voz de alerta. Hechos que ahora investiga la Policía Nacional. Por lo que hace a los animales, los cuatro fueron trasladados durante la tarde del mismo lunes a una protectora de Mejorada del Campo.