ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Las denuncias de maltrato que negó la Comunidad de Madrid en una residencia: golpes, vejaciones y desatención

El hijo de Josefa interpuso hasta cuatro denuncias presentadas en la Residencia
El hijo de Josefa denuncia malas prácticas por parte de los facultativos hacia los pacientes | España Diario

 

Hace unos días, contábamos que en una residencia para gente mayor de Madrid había sido puesta en el ojo del huracán a raíz de unas imágenes en las que se aprecia el maltrato sufrido por los ancianos por parte de los responsables en cuidarlos. Las imágenes fueron tomadas de manera secreta por el hijo de la persona mayor que recibe los malos tratos, pues ya estaba cansado de ver marcas y señales en el cuerpo de su madre sin que los especialistas del centro de mayores le dieran explicaciones convincentes.

«Hematoma semicircular en el labio», «muela y gafas rotas», «rodilla derecha hinchada», «la doctora se negó a ponerle aerosol»…son algunas de las señales de agresiones que habían en el cuerpo de Josefa Monterroso, que vive en el centro para mayores Los Nogales Hortaleza, de Madrid.

Ahora, su hijo Francisco Polonio ha mostrado las denuncias presentadas ante los responsables del centro. La Comunidad de Madrid entendió que las quejas eran «distintas y ajenas» al «clarísimo maltrato» que se ha conocido mediante las imágenes que grabó Polonio.

Las denuncias

Entre los días 7 de abril de 2017 y el 21 de febrero de 2018, Polonio presentó hasta cuatro denuncias ante la dirección de la residencia. En dichas denuncias plasmaba los daños que presentaba su madre: golpes y trato vejatorio, continuos hematomas y dolencias.

Dichas denuncias constan haber sido recibidas por la dirección del centro, ya que aparece el sello del centro y la firma del personal administrativo que las recibió.

Imagen de la entrada de la Residencia Los Nogales Hortaleza, en Madrid | losnogales.es

 

Además, añade que el personal médico le daba continuas evasivas, con las que intentaban justificar las marcas y las señales que Josefa presentaba en diferentes zonas de su cuerpo.

En la denuncia del 7 de abril, la primera, Francisco Polonio se dirigía al centro tras haber encontrado en su madre «un hematoma semicircular en el labio que me dijeron que era un herpes». Recoge también que «los médicos no lo han confirmado, sino que era una rozadura».

También señala que en los días siguientes al 7 de abril, «le encontramos la rodilla derecha hinchada y que no es causa de su artrosis sino de una torcedura».

Tras aportar esta denuncia al centro, señala que les pidió que «como esto pasa con frecuencia» y «para su mayor cuidado, necesito que me digan el quiénes son las personas que la acuestan y la levantan, para poderles preguntar». Además, también reclamaba la identidad de «la persona que se responsabiliza de que la manipulen adecuadamente».

Tras seis meses, Polonio se vuelve a dirigir al centro para expresarles y comunicarles que una doctora se negó a tratar a su madre de una «tos muy intensa y preocupante». «Se negó a ponerle aerosol» a pesar de las recomendaciones de otros doctores a ponérselo.

«Ningún tipo de vocación»

Una de las escenas captadas por la cámara que puso el hijo de Josefa | Youtube

 

Por lo que el hijo de Josefa califica de «desinterés en cuidar ancianos». Según su criterio, «en la mayoría de los trabajadores de la Residencia, también comprobamos todos los días que no tienen interés en cuidar de ancianos, están ahí para ganar su dinero pero sin ningún tipo de vocación ni de interés por el trabajo: no los cambian apenas de pañal y todos tienen infección de orina por ello».

Concluye señalando que «los criterios a seguir por la doctora y el resto de trabajadores los fija el centro, lo que demuestra el desinterés a su vez de la Residencia en cuidar ancianos».

Polonio pide que «siempre haya un familiar dentro de la habitación cuando las estén manipulando dado que no hay profesionales y para evitar malos tratos a los ancianos».

📣 ¡SÚPER SORTEO DE 50€ EN PRIMARK! Participa aquí gratis