ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Huelga de basuras en Madrid a partir del 19 de noviembre

Los sindicatos y los trabajadores exigen mejores condiciones
Imagen de archivo de Madrid durante una huelga | Cedida

 

Ha sido convocada una huelga de recogida de basuras en Madrid por parte de los sindicatos CC.OO., UGT y CGT a partir del 19 de noviembre a las 7 horas. La convocatoria es un acto de reivindicación para la negociación de un nuevo convenio para los trabajadores de los servicios de recogida de basuras que garantice el poder adquisitivo y las condiciones laborales actuales.

1.700 trabajadores son el total de afectados 

Una de las principales razones por las que se ha convocado la huelga es «la negativa de las empresas adjudicatarias, con tres lotes adjudicados a FCC, UTE RM2 (Valoriza,OHL, Ascan y Acciona) y a UTE Recogida Sur Madrid (Cepsa y Urbaser), a negociar un convenio que garantice el mantenimiento del poder adquisitivo y las condiciones laborales» se informa en el comunicado por parte de los sindicatos.

Son 1.700 trabajadores los afectados por dichas discrepancias entre empresarios y empleados. Cabe recordar que el actual convenio lleva caducado desde el pasado 31 de diciembre.

Entienden la convocatoria de huelga como un «llamamiento a las empresas adjudicatarias para que recapaciten en su actitud, así como al Ayuntamiento de Madrid, para que medie en la medida de sus posibilidades».

Imagen de archivo de Madrid durante una huelga | Cedida

 

Pretenden que se mantengan las condiciones actuales en el nuevo convenio

La plataforma sindical UGT ya se ha manifestado al respecto y expresan su «incomprensión respecto a la actitud de las empresas adjudicatarias que, a pesar de haber obtenido un contrato más sustancial en la dotación económica que el anterior y encontrándose inmersos en la ampliación de servicios y contrato que supone la implantación del biorresiduo se empeñen en no garantizar siquiera el mantenimiento del poder adquisitivo de los trabajadores y trabajadoras».

Las negociaciones se iniciaron en abril y, bajo el punto de vista de los sindicatos y los trabajadores, se entiende, por parte de las empresas adjudicatarias, la intención de dilatar y mermar las condiciones que amparan a los trabajadores mediante el anterior convenio colectivo.

Las negociaciones se rompieron el pasado 29 de octubre ya que desde las empresas adjudicatarias se mantiene una postura férrea e intransigente. De esta manera, entienden haberse visto obligados a llevar a cabo estas medidas para poder llegar a negociar una solución beneficiosa para ambos lados.