ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Un hombre, a punto de ser triturado por el camión de la basura en Madrid

El individuo se metió dentro de un contenedor y el operario no se dio cuenta de que estaba ahí antes de sacar las palas del camión y coger el cubo
Imagen del momento en el que el hombre, dentro del cubo, es apunto de ser arrojado al camión | ABC

 

Un momento de gran tensión se vivió hace poco en las calles de Madrid. Un hombre que se encontraba recogiendo objetos de la basura estuvo a punto de ser triturado por el camión de la basura, tras casi caer en el interior sin que el conductor de vehículo se diera cuenta.

Los hechos sucedieron el pasado mes de enero. Al parecer, un hombre que paseaba por las calles recogiendo cartones u objetos similares decidió meterse dentro del contenedor de residuos orgánicos para buscar algo de comida. El individuo lo hizo sin percatarse de que a pocos metros se encontraba el camión de la basura.

El operario intentó volcar el cubo en el camión sin ver al hombre

Según se ha podido saber, el conductor del vehículo no se dio cuenta de que el hombre se había metido dentro del contenedor, por lo que, al llegar al cubo en cuestión, procedió a hacer su trabajo. Así pues la pala del camión cargó el cubo y a punto estuvo de volcar los residuos en el interior del mismo, con el hombre que estaba dentro entre ellos.

Imágenes del momento del suceso   | ABC

 

Los camiones de la basura cuentan con una trituradora para ir minimizando los materiales que van cayendo dentro al momento, por lo que el suceso podría haber acabado en tragedia. Por suerte, no fue así, pues el operario y conductor del vehículo se dio cuenta de que el hombre estaba dentro del contenedor justo a tiempo.

Los gritos del hombre le salvaron la vida

Los gritos del hombre lo alertaron y rápidamente se dio cuenta de lo que estaba pasando. Según información de 'ABC', el individuo nervioso trataba de salir del interior del cubo mientras que el conductor le advertía de que era mejor que no se moviera para permanecer a salvo: «Quieto, no te muevas. Espera, que voy a recoger la pala», le gritaba.

Por suerte, la cosa se pudo arreglar antes de que el hombre llegara a caer a la trituradora. Una vez en el exterior del camión y a salvo, el individuo no se libró de la reprimenda del operario por lo que acababa de suceder: «Esto es jugarse la vida y fastidiarme a mí». Un suceso que finalmente tuvo un final mucho menos grave de lo que lo que podía haber sido.