Dos heridas tras ser apuñaladas en la T1 del aeropuerto de Barajas

El agresor, con una decena de antecedentes, ha sido detenido
Un hombre ha sido detenido tras apuñalar a dos mujeres en la T1 del aeropuerto de Barajas | España Diario

 

Un hombre, de unos 30 años y con más de una decena de detenciones previas, ha sido detenido en la madrugada de este martes tras apuñalar a dos mujeres en la terminal 1 del Aeropuerto de Adolfo Suárez-Madrid Barajas.

Apuñaló en una oreja a una mujer en la T1 de Barajas

Según ha informado a Europa Press una portavoz de la Jefatura Superior de Policía de Madrid, durante la noche de este martes 23 de abril, alrededor de las 5.45 horas en la zona de facturación de Ryanair, los agentes se encontraron en la zona de salidas de la T1 a un hombre que había atacado a una joven de 24 años y de nacionalidad mexicana, herida leve por arma blanca en la mano y a una mujer de 47, herida por una puñalada en la oreja por donde sangraba.

Los agentes de la Policía Nacional consiguieron reducir al individuo que llevaba el cuchillo, con la ayuda de un auxiliar de vuelo y sacando la pistola para pedir que tirara la navaja, y le detuvieron. La víctima, que según dijo, fue atacada «de forma sorpresiva» por el detenido. Ambas víctimas fueron trasladadas al Hospital Ramón y Cajal de Madrid para ser atendidas.

El detenido, español y del año 1989, cuenta con once detenciones anteriores y varias órdenes de alejamiento. La Policía Nacional está investigando ahora si había relación entre el atacante y la mujer. Según adelanta 'El Mundo', el hombre está detenido por un delito de lesiones y los agentes de policía están investigando si tiene relación con la mujer más joven.

Hallan el cadáver momificado de una anciana muerta en 2014 en Madrid

La Policía Nacional halló la semana pasada el cadáver momificado de una anciana de la que nadie sabía nada desde hace cinco años y que habría fallecido por causas naturales a principios de 2014, han informado a Europa Press fuentes policiales. 

La fallecida, de 83 años, vivía en el barrio de la Guindalera del distrito madrileño de Salamanca y nadie la echó de menos durante todo este tiempo hasta que una sobrina, que vive en Israel, avisó a los agentes de que llevaba mucho sin saber de ella.