Herido grave un trabajador tras caer desde un techo de siete metros en Campo Real, Madrid

El trabajador padecía un traumastismo craneoencefálico moderado y un traumatismo torácio
El helicóptero de rescate evacua al herido a un centro médico | 112 Comunidad de Madrid

 

Un hombre ha resultado herido de gravedad al precipitarse desde el techo de una nave en la que estaba trabajando en la localidad madrileña de Campo Real, ha informado a Europa Press un portavoz de Emergencias Comunidad de Madrid 112.

El accidente laboral tuvo lugar sobre las 9.30 horas de este lunes, 4 de marzo, a la altura del número 30 de la calle Pozo. El hombre, de unos 35 años, estaba haciendo unas reparaciones en el techo de la nave cuando por causas que ahora se desconocen se ha resbalado y ha caído al suelo desde una altura de 7 metros.

Hasta el lugar ha acudido una UVI móvil del Summa-112 y un helicóptero. Los sanitarios comprobaron que el trabajador padecía un traumastismo craneoencefálico moderado y un traumatismo torácio. Le han estabilizado y trasladado en el helicóptero al Hospital 12 de Octubre de Madrid, donde ha ingresado en estado grave.

Herido grave un menor acuchillado por querer abandonar la banda en Madrid

Un menor ha resultado herido grave tras ser acuchillado por miembros de su misma banda latina, los Trinitarios, por querer abandonarla, ha informado este martes la Policía Municipal de Madrid en una nota de prensa.

La agresión tuvo lugar la pasada tarde del sábado en el Parque Enrique Tierno Galván, en el distrito de Arganzuela. Los agentes de la Unidad de Apoyo a la Seguridad, que se encontraban en la zona, fueron requeridos por una ciudadana que pedía auxilio al encontrarse un menor tirado en el suelo y sangrando abundantemente por cabeza y piernas.

Los testigos, junto con la víctima, manifestaron que otros dos menores habían golpeado a este con una botella de vidrio en la cabeza y le habían asestado varios golpes en las piernas con dos machetes de grandes dimensiones, saliendo a la carrera del lugar, no sin antes arrebatarle el teléfono móvil.

Ante estas manifestaciones se inició una búsqueda de los agresores por las inmediaciones, en la que la colaboración ciudadana fue fundamental para localizar a los sospechosos, que fueron interceptados tras una breve persecución a pie cuando estaban a punto de entrar en la estación de Metro de Arganzuela para escabullirse entre la gente.