ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Un grupo de chicos agrede brutalmente y destroza el ojo a un menor de 15 años en Vallecas

Se trata de unos chicos conocidos y temidos en el barrio de Congosto desde hace un año y medio, la mayoria de ellos de nacionalidad española y marroquí y de entre 14 y 20 años
Imagen del ojo del menor después de la agresión | Telemadrid

 

El barrio madrileño de Congosto, situado en Villa de Vallecas, vive atemorizado por un grupo de jóvenes y menores violentos desde hace aproximadamente un año y medio. Se trata de una complicada situación para los vecinos que llegó a su punto límite hace unos días, cuando dichos jóvenes, de entre 14 y 20 años, protagonizaron una brutal agresión a un chico de 15 años.

David -así se llama el menor agredido- ha estado a punto de perder un ojo después de recibir una brutal paliza a las puertas de su casa. Los hechos sucedieron hace unos días cuando, según ha contado el propio David en declaraciones a Telemadrid, le siguieron a él, a si hermano y a un amigo con la intención de pegarles.

Unos 50 jóvenes le esperaban para darle una paliza

«Le pegaron puñetazos hasta que vieron sangre y se fueron corriendo», ha explicado la madre del menor. «Ha estado a punto de perder el ojo porque no les gustó su mirada. 50 chicos se plantaron en la puerta de mi casa, pero esos no fueron quienes le pegaron, fueron otros 6», ha contado en una entrevista a ‘Cuatro al día’.

Lidia Palomares -madre del niño agredido- ha contado que, pese a que el grupo de 50 jóvenes que intimida a su hijo es conocido por todos los vecinos del barrio, los 6 chicos que le agredieron no eran de la zona y no fueron capaces de identificarlos.

Telemadrid ha conseguido hablar también con el menor agredido, que ha contado el angustioso momento. «Me estaban esperando 50 personas cuando volvía a casa para pegarme una paliza», ha denunciado el joven, quien, demás, ha añadido: «Yo pensaba que me iban a pegar, pero no que me iban a hacer todo esto».

David tiene el ojo completamente destrozado tras haber sido agredido | Cuatro

 

Tuvo que ser operado de graves lesiones en el pómulo y el ojo

Y es que, según su propia madre ha confirmado, el joven de 15 años acabó con el ojo y el pómulo destrozado: Fractura del hueso orbital, hundimiento del pómulo, desplazamiento de mandíbula y varios dientes rotos, además, ha perdido parte de la sensibilidad en la cara.

Unas lesiones por las que tendrá que estar en reposo y curación durante un mínimo de tres meses y por las que tuvo que pasar por quirófano en una operación de unas cuatro horas.

«Esta vez ha sido un ojo, pero podía ser una pierna. Nadie denuncia por miedo», ha confesado David a Telemadrid. Y es que no es la primera vez que es amenazado por el mismo grupo de chicos.

Según ha contado día si y día también aparecen en la puerta de su instituto, sino todos algunos de ellos, para amenazarlo, a él y a otros chicos. «Han llegado a venir en grupo con puños americanos a la salida del instituto». Y según sus palabras todo empezó hace un año y medio cuando jugando un partido de fútbol los chicos se «picaron» con él y otros jóvenes por no poderles marcar un gol.

Imagen del menor agredido publicada por Cuatro durante una entrevista con su madre | Cuatro

 

Jóvenes de entre 14 y 20 años muy violentos

La madre de David ha denunciado los hechos, pero no se conoce todavía cual ha sido la respuesta de la Policía, aunque este lunes acudieron a comisaría a prestar declaración. Hay que tener en cuenta que no es la única acción violenta que ha realizado el grupo de chicos.

«Son chicos de entre 14 y 20 años. Están por todo el barrio. Se dedican a ir a las puertas de los institutos o al metro en Valle de Vallecas, liándola», ha explicado Lidia. Al parecer, se trata de jóvenes de nacionalidad española y marroquí conocidos por todos los vecinos del barrio por su violencia y agresividad.

«También gritan en el oído a ancianos para asustarles o les quitan el bastón para que se caigan», ha contado. «Se van repartiendo las zonas de actuación dependiendo de lo que les apetezca. Hoy tal colegio, mañana tal instituto. Es insoportable», ha confesado también Lidia.