Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

MADRID

Una madre salta al vacío desde un 2º piso y con su hija de 2 años en brazos

ÚLTIMA HORA

Dos muertos al estrellarse una nave del Ejército del Aire en el Mar Menor

El Gobierno desaconseja enterrar a Franco en La Almudena

El peligro por terrorismo y la incapacidad de la catedral por acoger un aumento de turismo, motivos principales
Montaje de Pedro Sánchez y el Valle de los Caídos | EspañaDiario

 

Un informe de la Delegación del Gobierno en Madrid, difundido este viernes por varios medios de comunicación, desaconseja que los restos mortales del dictador Francisco Franco sean enterrados en la Catedral de la Almudena de Madrid por razones de seguridad y de orden público.

Los herederos de Franco, que se han opuesto a la exhumación del dictador del Valle de los Caídos, ha expresado su deseo de que, si finalmente se produce la exhumación, sea enterrado en la sepultura que posee la familia en la cripta de La Almudena.


  • ATENCIÓN: Nuevo servicio de España Diario a sus lectores. Ahora te enviamos las noticias de tu provincia o ciudad, totalmente gratis al móvil. ¡Haz clic aquí y pruébalo!

 

 

El informe de doce páginas alega que esos problemas obligarían a la Delegación a actuar para preservar la seguridad, actuaciones que, paradójicamente, provocarían una "limitación significativa" de derechos fundamentales, y en concreto los de integridad física y moral, libertad religiosa, libertad y seguridad y manifestación y reunión.

 

La Almudena multiplicaría sus visitas

La Delegación del Gobierno argumenta que la cripta de La Almudena no podría absorber el elevado volumen de visitas que atraería la sepultura, incrementado por su carácter céntrico y bien comunicado, y que se sumaría a la presencia habitual de turistas en la zona.

 

Así, admite que aunque a la cripta de El Valle de los Caídos el flujo de visitas no es constante, coincidiendo la mayor parte de las mismas con efemérides de acontecimientos vinculados con la Guerra Civil o el Franquismo (el 1 de abril, el 18 de julio o el 20 de noviembre), también acuden en los meses estivales o los periodos de vacaciones --150.000 personas sólo entre julio y septiembre de este año--.

Y esto sucede, añade, en un lugar al que hay que ir expresamente en vehículo privado o en el transporte público, situado a 60 kilómetros de la ciudad de Madrid. "Si pensamos en la cripta de la catedral de La Almudena, una ubicación urbana, céntrica y bien comunicada, las visitas sin duda se multiplicarían", entiende.

 

Imagen de La catedral de la Almudena de Madrid | EspañaDiario

 

Posible foco terrorista

También ve problemas desde el punto de vista terrorista, puesto que es un lugar emblemático y cercano al Palacio Real o la Plaza Mayor, y avisa de un posible colapso circulatorio y de movilidad en el entorno, con el consiguiente riesgo para los servicios esenciales y la seguridad ciudadana.

 

Y es que, como recuerda, el elevado volumen de visitas provocaría una "presión evidente" sobre el entorno y, además, dado que la puerta de acceso a la cripta se halla en la vía pública, "no existe ningún espacio adyacente que pueda diluir esa presión".

En este sentido, añaden, es "particularmente preocupante" el efecto en la calle Bailén, situada a muy pocos metros, y una de las principales arterias de la ciudad al formar parte del anillo de circunvalación que rodea la zona de bajas emisiones Madrid Central. Pero la congestión podría llegar también a otras vías próximas, como la avenida de la Virgen del Puerto o la M-30.

Este riesgo de congestión circulatoria representa, a su juicio, "una amenaza importante desde el punto de vista de la seguridad ciudadana, incluido el ataque terrorista y del orden público"porque la obstrucción de estas vías podrían dificultar el acceso de los servicios de emergencias, ambulancias, bomberos o policía.

Conflicto de tipo político

Además, sostiene que el enterramiento en ese lugar podría generar problemas de conflictividad social, por "espolear a la extrema derecha", ofendiendo así a sus víctimas y parte de la sociedad, y generar altercados, enfrentamientos y concentraciones no autorizadas.

 

Así lo demuestran, recuerda, los "episodios de conflictividad" registrados últimamente, y destaca el del pasado 18 de noviembre, cuando Falange organizó una manifestación en la Plaza de Oriente en nombre de la Asociación por la Derogación de la Memoria Histórica y conmemorando el aniversario del fallecimiento de Franco.

Tres activistas de Femen intentaron interrumpir el acto al grito de 'fascismo legal, vergüenza nacional' que acabó finalmente con insultos, agresiones físicas, que dieron lugar a dos identificaciones y una detención.