URGENTE

Violan a una niña de solo 14 años en Manresa, Barcelona

Dos robos por valor de 450.000 euros en una tienda de Pozuelo y un almacén de San Fernando de Henares

En un establecimiento se llevaron 20 bicicletas valoradas en unos 150.000 euros mientras que un trabajador del centro logístico de Amazon sustrajo productos valorados en unos 300.000 euros
La Policía Nacional se hizo cargo de las dos investigaciones de los robos | Europa Press

 

Dos robos producidos en dos poblaciones de Madrid se saldaron con la sustracción de productos valorados en 450.000 euros. Una banda asaltó una tienda de bicis en Pozuelo llevándose mercancía por unos 150.000 euros. Mientras que un trabajador del centro logístico de Amazon en San Fernando de Henares ha llegado a sustraer productos valorados en 300.000. 

Roban de una tienda de Pozuelo 20 bicicletas de alta gama valoradas en 150.000 euros

Los propietarios de una tienda de bicicletas de Pozuelo de Alarcón ha denunciado el robo mediante el método del alunizaje de 20 bicicletas de carretera de alta gama, valoradas en 150.000 euros.

Según ha informado a Europa Press uno de los responsables de la del lunes, cuando unos encapuchados alunizaron un vehículo contra el escaparate de la tienda y se llevaron 20 bicicletas de alta gama.

Muñoz ha indicado que se trata de bicicletas «muy especiales» de «alta gama» personalizadas para clientes, con precio de venta de entre 5.500 y 10.000 euros, cada una. Así, ha explicado que el robo fue cometido por seis personas, que utilizaron dos vehículos y una furgoneta.

Por su parte, otro de los responsables de la tienda, ha indicado a Europa Press que los ladrones «tenían todo preparado» y que «sabían exactamente» lo que había en la tienda porque «fueron a por las bicicletas más caras». «Dejaron otras bicicletas de menor valor, y no tocaron ni la ropa, ni los accesorios ni la caja registradora», ha añadido.

Este responsable ha indicado que «por suerte» uno de los vecinos de las viviendas colindantes al percatarse del robo «lo grabó» con su teléfono móvil.

Finalmente, ha señalado que las bicicletas robadas «son difíciles de vender» en el mercado negro por que están numeradas y personalizadas. «Algunas de ellas están pintadas de forma especial para la tienda con el logo», ha concluido.

Por su parte, Policía Nacional se ha hecho cargo de la investigación. Fuentes de este Cuerpo de Seguridad han confirmado a Europa Press que en la denuncia presentada consta que el robo se produjo el lunes 18 de febrero, como ha adelantado El Mundo, en la tienda en cuestión, cuando «varios desconocidos» a bordo de una «furgoneta y un vehículo» accedieron «mediante fractura de luna».

Estas fuentes han indicado que en la denuncia presentada figura el robo de 17 bicicletas.

Detenido un empleado de Amazon por sustraer productos por 300.000 euros

La Policía Nacional ha detenido en San Fernando de Henares a un empleado de Amazon y a otras dos personas por haber sustraído género de la empresa con un valor total de 300.000 euros. El empleado detenido, gracias al puesto de trabajo que ocupaba y a sus conocimientos sobre la empresa, manipulaba los envíos que sus colaboradores externos hacían de productos de escaso valor a través de una aplicación móvil y les enviaba género de alta gama.

Según informa la Policía Nacional en un comunicado, el detenido llegó a repetir la operación hasta en 20 ocasiones, y el valor de todo el género que sustrajo de la multinacional con la ayuda de sus colaboradores asciende a 300.000 euros.

La investigación se inició a finales de 2018, cuando el departamento de seguridad de la empresa detectó en la zona de distribución cinco paquetes cuyos pesos de salida del centro no coincidían con los de entrada. Al inspeccionarlos, descubrieron que en su interior, en vez de encontrarse el objeto de poco valor que los clientes habían comprado a través de la aplicación móvil, había móviles y relojes electrónicos de alta gama.

Los agentes descubrieron que el empleado, que tenía acceso a los inventarios y a los productos, sustraía productos de alto valor de la zona de almacenaje, teléfonos móviles, relojes, de los que quedaran pocas unidades y una vez tenía preparado el género que quería robar lo empaquetaba y calculaba su peso.

A continuación, el detenido avisaba a sus colaboradores para que hicieran un pedido y les indicaba tanto el producto a comprar, del cual ya había calculado el peso para que coincidiera con el del material que quería sacar de la empresa, como el día y la hora en que debían hacerlo.

Si la orden de compra salía de alguno de otros centros logísticos de la multinacional que no fueran el de San Fernando de Henares, el operario lo comunicaba a su colaborador para que diera orden de devolución.

La investigación, que llevó a cabo el grupo de Policía Judicial de la Comisaría de Coslada-San Fernando de Henares, se saldó con tres detenidos y personas investigadas con distinto grado de implicación.