Detenido por intentar obligar a una joven a subir a su coche en Madrid

Amenazó de muerte a la pareja de la chica y la policía logró atraparlo después de una peligrosa persecución
Detenido tras una persecución en Madrid, después de intentar secuestrar una chica y amenazar al novio | Policía Municipal Madrid

 

La Policía Municipal de Madrid ha detenido a un hombre de 30 años, tras una peligrosa persecución policial por el distrito de Ciudad Lineal, después de intentar subir a una mujer desconocida a su coche y que ha terminado con la colisión del vehículo contra un árbol, según ha informado una portavoz del Cuerpo Local.

Intenta hacer que una chica suba a su coche

Los hechos se iniciaron sobre las 17.00 horas de la tarde de este domingo 30 de junio, en la calle Julián Camarillo. Una chica estaba esperando a su novio cuando un individuo que pasaba por allí le preguntó si le podía ayudar. Entonces, ese hombre le enseñó una caja y le pidió que se montara con él en el vehículo. Ella se negó y en ese momento llegó su novio, que empezó una discusión con el ahora detenido. En un momento dado este último sacó un cúter y le amenazó con rajarle el cuello.

La chica llamó a la Policía y llegó una patrulla local que estaba realizando labores preventivas por el distrito, que vio a los dos hombres ya forcejeando. En ese momento, el agresor subió a su coche y huyó del lugar a gran velocidad, dando un giro brusco hacia la calle Hermanos García Noblejas, siendo perseguido por la Policía Municipal y también por una patrulla de la Nacional, cuyos agentes tuvieron que dar un volantazo cuando el agresor invadió el carril contrario.

En la huida, el perseguido realizó una conducción temeraria saltándose semáforos en rojo, invadiendo carriles y pasos de cebra, por lo que casi atropella a varios peatones. En un momento dado, cuando el conductor llegó a las confluencias de las calles Portugalete y Gutierre de Cetina perdió el control del coche y se estampó contra un árbol, momento en el que inició la huida a pie, pero poco después fue detenido por los agentes. El arrestado opuso una fuerte resistencia, dando patadas y manotazos, mientras era conducido al hospital para que le curaran de las heridas provocadas por la colisión.