ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Detenido en Madrid el presunto culpable de la muerte violenta de una mujer en Almería

Tras la detención, el Gobierno ha confirmado que la mujer es la 40ª víctima de la violencia machista en España este 2018
Imagen de archivo de efectivos de la Guardia Civil en un aeropuerto. | Guardia Civil
 

Un hombre de 30 años, acusado del asesinato violento de una mujer y el abandono de su cuerpo en un vertedero de Gádoz, en Almería, ha sido detenido en el aeropuerto de Madrid-Barajas Adolfo Suárez justo cuando intentaba tomar un vuelo hacia Marruecos.

La detención, a cargo de la Guardia Civil ocurrió en el marco de la operación ‘DUMP’ en el momento en que el hombre, nacido en Mauritania, se encontraba en la terminal 4 del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas.

Los hechos por los que se procedió a su captura se remontan al pasado 27 de septiembre, cuando fue hallado el cuerpo de una mujer que había sido fuertemente agredida, asesinada y dejado abandonada cerca de la planta de reciclaje de Gádor.

Con esta detención, la Subdelegación del Gobierno en Almería ha confirmado también que el crimen se ha calficado oficialmente como un caso de violencia machista, aumentando así hasta 40 las mujeres que han fallecido este 2018 en España a manos de sus parejas o ex parejas sentimentales.

 

Detienen en el aeropuerto a un hombre acusado de asesinato

El sujeto identificado como K.K. detenido en el aeropuerto de Madrid había viajado recientemente a la capital española para gestionar ante la Embajada de Mauritania un «salvoconducto» y así poder pisar suelo de Marruecos.

Allí permanecería un tiempo indeterminado, tomando este país como escala para luego poder trasladarse hasta su tierra natal, Mauritania. Según estos pasos que siguió la Guardia Civil, el hombre de 30 años habría comprado el billete de avión para viajar pronto a su país de origen.

Finalmente fue detenido esta semana mientras intentaba tomar un vuelo a Casablanca, Marruecos, tras intensas labores de inteligencia y seguimiento. Ahora ha sido puesto a disposición del Juzgado de Instrucción Número 4 de Almería, que decretó para el hombre el ingreso en prisión comunicada y sin fianza.

 

Imagen de archivo de un agente de criminalística de la Guardia Civil. | EFE
 

Hallan el cadáver de una mujer en Gádor, Almería

El pasado 27 de septiembre, un operario de la Planta de Reciclaje de Gádor halló el cuerpo sin vida de una mujer, dando aviso inmediato a los servicios de emergencias. En la autopsia se determinó que murió de manera violenta, pero no se pudo establecer su identificación porque no llevaba consigo un documento.

Entonces se iniciaron las investigaciones para saber quién era. Así hallaron que en Roquetas del Mar, a 36 kilómetros aproximados de donde fue descubierto el cadáver, había una denuncia por la desaparición de una mujer marroquí, instaurada por su pareja. Tras hacer los análisis, coincidió que se trataba de la misma persona.

Pero la denuncia de desaparición tenía detalles de incoherencia que llamaron la atención de la Guardia Civil, que siguió investigando hasta confirmar que la mujer trabajaba en la prostitución y que el denunciante, además de ser su pareja, era su proxeneta.

Así mismo constataron que K.K. no quiso informar a las autoridades la dirección de su domicilio argumentando que sólo estaba allí desde hacía dos meses. Esto concuerda con los familiares de la víctima, quienes señalaron que no conocían el lugar donde vivía la mujer.

 

Las autoridades descubren al asesino

Todo empezaba a indicar quién podría ser el responsable de la muerte violenta de la mujer encontrada en Gádor. Los investigadores detectaron que el hoy detenido, K.K., había cedido a un amigo en Abla, también en Almería, el vehículo en el que habría trasladado el cuerpo hacia Gádor.

Al tener conocimiento del seguimiento de los agentes, el hombre ofreció pistas falsas sobre dónde podría estar su mujer desaparecida, diciendo que se encontraba en Murcia con una tercera persona y que él estaba insistiéndole en que regresara a su casa.

Así, mientras daba estas informaciones falsas y ganaba tiempo, se trasladó hacia Madrid para tomar un vuelo a Marruecos y luego a Mauritania. No pudo llevar a la realidad sus planes de huir y finalmente fue detenido en el aeropuerto de la capital española.