Detenido en Puente de Vallecas un conductor bebido y que llevaba un rifle en el maletero

El detenido llevaba estupefacientes en su coche, además de un rifle en el maletero
Agentes de la Policía Municipal de Madrid llevaron a cabo la detención y le extrajeron el rifle | Policia Municipal de Madrid

 

La Policía Municipal de Madrid detuvo el pasado domingo 25 de noviembre, en el distrito de Puente de Vallecas a un conductor de 54 años que dio positivo en el control de alcoholemia y que portaba un rifle con mira telescópica en el maletero, aparte de varias dosis de drogas.

Según ha informado el Cuerpo municipal, el arrestado triplicaba la tasa de alcohol permitida al dar 0,80 y 0,70 miligramos por litro de sangre en la prueba de aire espirado. A partir de 0,60 miligramos se considera delito.

La intervención fue llevada a cabo por agentes de la Unidad Integral del Distrito Puente Vallecas, al observar durante un patrullaje preventivo que un vehículo era conducido de forma «anómala y errática».

Por ello, procedieron a dar el alto al vehículo para identificar al conductor, que mostraba «síntomas claros» de estar bajo la influencia del alcohol, aspecto que corroboraron las pruebas de alcoholemia.

 

Llevaba estupefacientes en el coche además del rifle

En el registro superficial se descubrió que esta persona portaba sustancias estupefacientes, en concreto dos bolsitas pequeñas de cocaína y dos pastillas de hachís.

En la posterior inspección al vehículo, se encontró en el maletero un rifle calibre 30-06 de la marca 'Blaser' con mira telescópica registrada a su nombre, por lo que se formalizó un acta denuncia por infracción a la Ley de Protección de Seguridad Ciudadana y también del Real Decreto sobre el Reglamento de Armas, dado que el propietario del arma estaba influenciado por el consumo de bebidas alcohólicas.

Las sustancias estupefacientes fueron intervenidas para su remisión junto con el acta denuncia y el rifle fue depositado en las dependencias de la Unidad Integral del distrito Puente Vallecas a la espera de su traslado a la intervención de armas de la Guardia Civil.

La investigación concluyó finalmente con la acusación de delito contra la seguridad vial y dos actas de denuncia, una de tenencia de sustancias estupefacientes y otra de intervención de armas por portar un rifle ‘Blaser’ con mira telescópica.