ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

El 'Rey del Cachopo' se declara inocente del asesinato de su pareja y apunta a un ajuste de cuentas

En su carta, explica su nueva versión y del robo del producto que habría ocasionado su huida de Madrid
Imagen del 'Rey del Cachopo' | Esdiario.com

 

El ‘rey del Cachopo’, el cocinero César Román, ha escrito una carta desde prisión en la que se declara inocente del asesinato de su pareja, la hondureña Heidi Paz.

Además, propone una versión en la que, mediante una conspiración, personas relacionadas con el mundo de la droga y policías acabaron con la vida de la joven hondureña y más tarde la descuartizaron.

La base de su alegato es que su novia habría participado en ‘vuelcos’ (robo de drogas a otras bandas) a bandas de narcotraficantes. Después, habría dedicado su tiempo a vender esa droga sustraída a otras bandas. Hace unos meses, el cocinero presentaba una teoría bajo la cual, él no se ve involucrado en el asesinato de Heidi Paz.

Para tratar de darle veracidad a su versión, dice que puede aportar nombres, datos, lugares sobre dicha presunta mafia, la cual habría acabado con la vida de la hondureña. Eso sí, el cocinero aportará los datos cuando se le asegure que la vida de su hija no corre peligro.

Hace poco más de un mes, el 20 de enero, Román envió dicha carta desde Soto del Real, prisión en la que se haya como principal sospechoso de la muerte de Heidi. En dicha carta pide poder comparecer de nuevo ante la juez y aclarar el asesinato. Asesinato en el que «no participé ni tuve nada que ver», dice el cocinero en su escrito.

La versión del detenido

El 'Rey del Cachopo' junto a Heidi Paz, su pareja de aquél entonces | lasprovincias.com

 

Según el cocinero, pidieron un préstamo a personas vinculadas con el mundo de la droga en mayo de 2018. Según Román, estas personas llegaron a poner una pistola en la sien de la chica y aporta el dato de que esa reunión se produjo en un piso de la Comunidad de Madrid.

Según la carta, «esta misma persona (no aporta nombres) estaba presente, también armado con una pistola, en una reunión el día 13 de agosto de 2018 junto a la Glorieta de Cádiz, junto a otros miembros del grupo y que dio origen a mi huida de Madrid».

El día que se marcha aparece una maleta con el torso de la entonces su pareja, Heidi Paz, en una nave industrial alquilada a su nombre, César Román.

Además, también indica que una red criminal habría matado a su pareja por un tema de dinero, pero sin aportar ningún dato en concreto. En su carta, explica que uno de esos hombres podría haber sido la persona que el portero de la finca describió saliendo de la nave en la que hallaron el cadáver de Heidi descuartizado.

Una de las piezas que no cuadran en la investigación es el relato de este testigo, que asegura que la persona que vio salir de la nave no era César Román.

El producto robado

Indica con qué clase de drogas se relacionaba Heidi, «en el campo de la distribución de estupefacientes (en concreto, cocaína de la variedad ‘escorpio’) está su participación en al menos dos ‘vuelcos’ que se produjeron con anterioridad y que tuvieron lugar en La Cañada Real y en el barrio de San Blas de Madrid».

Sostiene que Heidi estaba planeando hacer otro robo de mercancía ilegal «en el mes de julio o agosto». En otras palabras, meses antes de su muerte.

En la investigación no hay indicios de que existan estos grupos, ni que la hondureña tuviese relación con ellos. Según Román, mantienen «relaciones estables de colaboración con miembros del Cuerpo Nacional de Policía de las comisarías de Usera, Arganzuela y Móstoles, algunos de los cuales puedo identificar».