El bebé hallado en un contenedor de basura en Carabanchel (Madrid) nació con vida

Además, un hombre acaba detenido tras hacerse pasar por empleado de una compañía eléctrica y estafar más de 12.000 euros
El bebé hallado sin vida nació con vida. | Cedida

 

El niño recién nacido hallado el sábado en un contenedor de basura en el madrileño distrito de Carabanchel nació con vida, según las primeras conclusiones de la autopsia, han informado a Europa Press fuentes policiales.

El cuerpo fallecido del menor fue localizado sobre las 12.20 horas del 9 de febrero a la altura del número 89 de la calle Laguna por un indigente de nacionalidad rumana, que estaba rebuscando entre la basura cuando ha visto el cadáver del recién nacido dentro de una bolsa de plástico.

Inmediatamente se dio aviso a la Policía Nacional, que se ha personado en la zona, y al Samur-Protección Civil, cuyos sanitarios confirmaron el fallecimiento.

La Brigada Provincial de Policía Científica y el grupo V de Homicidios de Policía Nacional han asumido la investigación para localizar a la madre del bebé por un presunto delito de asesinato con grado de parentesco. 

El cuerpo del bebé, de raza caucásica, tenía el cordón umbilical sin pinzar, por lo que habría nacido fuera de un hospital, y había restos de placenta en el interior de la bolsa de plástico donde estaba el cadáver, lo que confirma que era un recién nacido.

 

Imagen de archivo de la Policía Nacional. | Policía Nacional

 

Detenido un hombre que se hacía pasar por empleado de una compañía eléctrica y estafó más de 12.000 euros

Un hombre ha sido detenido por hacerse pasar por empleado de una compañía eléctrica y ha estafado más de 12.000 euros a sus víctimas a las que hacía creer que tenían una deuda y les cortaría el suministro eléctrico.

Tal y como ha informado la Policía Nacional en un comunicado, el individuo decía a sus víctimas que tenían una deuda con la compañía y que se les cortaría la luz si no pagaban. La investigación se empezó a realizar por la Policía Judicial de la comisaría de Alconbendas-San Sebastián tras la denuncia de una de sus víctimas.

En la denuncia, la persona afectada informaba de que había recibido una llamada de un individuo que afirmaba ser de su compañía eléctrica y le aseguraba que tenía una factura pendiente. Las víctimas pagaban la cantidad que se les solicitaba ante el miedo de un posible corte de electricidad y muchos de ellos no saben que han sido estafados, pues el suministro eléctrico ha seguido funcionando con normalidad.

El detenido trabajaba para un subcontrata de otra compañía para captar nuevas clientes, a través de la cual conseguía los datos de sus víctimas y ha sido puesto a disposición judicial. La investigación sigue abierta y la Policía no descarta que aparezcan nuevos afectados.