ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Álex, el joven universitario que fue apuñalado mortalmente en las fiestas de Cobeña

El joven de 20 años se vio involucrado, sin buscarlo, en una pelea entre sus amigos y posibles miembros de una banda latina
Álex, de 20 años, estudiaba Historia en la Universidad Autónoma de Madrid | Cedida

 

Aquellos que lo conocían aún no se pueden creer que ya no vayan a ver más a Álex, el joven que fue asesinado por varias puñaladas durante las fiestas de la localidad madrileña de Cobeña. Este universitario de 20 años, y natural del pueblo, se vio inmerso en una pelea entre su grupo de amigos y otro grupo de personas de fuera del pueblo, seguramente miembros de una banda latina. 

Estudiante de Historia en la Universidad Autónoma de Madrid, Álex Bartolo era un joven normal que solo quería disfrutar de las fiestas de su pueblo, como tres de sus amigos, de 18,19 y 21 años, que también resultaron heridos. A tan corta edad y sin que él lo buscara, se vio truncada la vida de un joven que era «un buen chico y un gran estudiante que sabía mucho y quería aprender todavía más», según explicaba una profesora suya en Twitter. 

No había servicio de ambulancia pese a la gran afluencia público

La noche del martes al miércoles era una de las más esperadas entra la juventud de Cobeña. El plato fuerte era la sesión de DJ Marta, residente de la conocida discoteca madrileña Fabrik. Pese a la espera de una afluencia masiva, el centro médico del municipio permanecía cerrado y según, explican amigos de la víctima en 'El Español, no había Protección Civil, ni una ambulancia y tampoco se veía presencia policial. 

Los vecinos de Cobeña se han concentrado en repulsa del asesinato | Telemadrid

 

Finalmente, en una situación que describen como «caótica», sobre las cuatro de la mañana se inició una pelea entre unas 20 personas. En el transcurso de la misma, otro joven sacó un arma blanca y asestó tres puñaladas en el tórax de Álex. Herido, el joven salió caminando de la plaza de la Villa, aunque acabó cayendo redondo en la calle Mercado, muy cerca del lugar de la agresión.  

 

Tuvo que esperar una hora para ser atendido 

Una de las primeras personas en llegar junto a él fue una amiga suya, estudiante de enfermería, que intentó reanimarlo hasta la llegada de los servicios de emergencia. Ella y el resto de amigos del joven se quejan de la lentitud de con la que actuó el SUMMA. 

Los testigos allí presenten confirman que las ambulancias tardaron entre 50 minutos y una hora en llegar al lugar. Pese a los esfuerzos iniciales de su amiga y de los profesionales del SUMMA, que le hicieron el RCP durante 45 minutos, no se pudo hacer nada por salvar a Álex.