Unos 120 alumnos de un colegio de Pozuelo de Alarcón, Madrid, intoxicados por causas desconocidas

Entre el jueves y el viernes de la semana pasada varios de los niños del centro empezaron a presentar graves episodios de «vómitos agudos»
Imagen de archivo de alumnos en un colegio   | Cadena SER

 

Unos 120 niños y cinco profesores de un colegio de Pozuelo de Alarcón, en Madrid, resultaron hace unos días intoxicados con síntomas de «vómitos agudos» por causas todavía desconocidas.

Según parece, entre el jueves y viernes de la semana pasada, los alumnos y docentes del centro Everest Monteclaro tuvieron que acudir a hospitales debido a las intoxicaciones que sufrieron, para controlar la deshidratación por los vómitos.

Una intoxicación de origen desconocido

Según la portavoz de la oficina de prensa del colegio, el motivo de la intoxicación es desconocido: «No sabemos lo que ha sido», ha explicado. Según sus palabras, fue el jueves por la tarde cuando todo empezó.

A la hora de salir de clase para irse a casa, muchos de los alumnos empezaron a presentar síntomas de intoxicación, se dieron «varios casos de alumnos con un cuadro de vómitos agudos». De la misma forma sucedió en las horas siguientes y el viernes.

Algunos de los niños tuvieron que ser hospitalizados por los vómitos, aunque según la misma portavoz todos se encuentran ya en casa, excepto una única menor que, al parecer, todavía sigue ingresada en el hospital.

Desde el colegio se ha dicho que, tras los hechos, la situación es de normalidad, aunque el padre de uno de los alumnos ha querido manifestar que hay muchos niños que en estos días no han ido a clase. Todo por la «incertidumbre» y «falta de información» sobre la causa de la intoxicación.

Activados los protocolos pertinentes

Según se ha informado, después de conocerse todos los casos de intoxicación, la empresa que hace el servicio de comedor en el colegio activó el protocolo previsto por Sanidad para situaciones de este tipo.

El mismo viernes, el colegio alertó, además, al servicio de inspección del Ayuntamiento de la localidad y de la Comunidad de Madrid. Los técnicos especialistas acudieron a tomar muestras, pero no consiguieron encontrar nada que supusiera «motivo de alarma». En el acta apuntaron que se trataba de «temas menores».

Hay que añadir, además, que el viernes, según aseguran desde el centro, se tomaron medidas para garantizar que el menú para los niños y profesores era totalmente seguro. Incluso se distribuyó agua embotellada «aunque la inspección del Ayuntamiento de Pozuelo garantizó que la intoxicación no había sido ocasionada por el agua».