Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Fallece un hombre por un golpe de calor en La rioja

Además, se han atendido a otras 34 personas por patologías relacionadas con el calor
Un hombre ha perdido la vida por un golpe de calor, siendo la segunda víctima de esta semanaen la Rioja | España Diario

 

Un hombre de 86 años, fallecido este mismo jueves y que contaba con patologías previas, es la segunda víctima registrada esta semana en La Rioja por un golpe de calor, según los datos facilitados esta mañana por la Consejería de Salud.

De acuerdo con estas informaciones, el fallecimiento se ha producido en el Hospital San Pedro, al igual que el de la primera víctima, una mujer de 90 y también con patologías previas, que falleció el pasado día 30 de junio. Asimismo, se explica que se ha atendido a otras 34 personas por patologías relacionadas con el calor de las que 27 se han producido en centros de Atención Primaria y 7 de Atención Especializada.

Plan de alerta y prevención

La Consejería de Salud ha activado hasta este viernes el nivel 1 (bajo riesgo), del Plan de Alerta, Prevención y Control de los efectos del exceso de temperaturas de La Rioja, teniendo en cuenta las previsiones de la AEMET para hoy (máxima de 36,5º y mínima de 18,6º) y mañana (máxima de 36,6º y mínima de 20,9º). El Plan para prevenir los efectos de las altas temperaturas permanece activado desde el 1 de junio y estará operativo hasta el próximo 15 de septiembre.

Su objetivo es reducir el impacto de las temperaturas de calor extremo sobre la salud de la población de La Rioja mediante actuaciones de vigilancia, prevención y control de los efectos del calor en la morbimortalidad, especialmente en los grupos de riesgo, como personas mayores, mujeres gestantes, niños y enfermos crónicos, así como en las personas que trabajan o realizan esfuerzos al aire libre.

Medidas preventivas

Como medidas preventivas, se apunta que se proteja el hogar, durante el día, mantenga las ventanas cerradas y las persianas, toldos y cortinas bajadas para proteger la vivienda del calor. Aprovechar a ventilar su casa por la noche, cuando las temperaturas desciendan. El uso de ventiladores puede aliviar hasta cierto punto los efectos del calor pero no implican un descenso de la temperatura. Para ello puede ser necesario, en su caso, la utilización de aparatos de refrigeración. Permanecer en las habitaciones más frescas, ventiladas o acondicionadas.

Respecto a los cuidados personales, beber mucha agua sin esperar a tener sed. Evite bebidas alcohólicas, refrescarse exteriormente con agua, si se está tomando de forma crónica alguna medicación, consulte con su médico; él le recomendará la cantidad de líquidos que puede beber al día de acuerdo con su edad y su estado. Evitar las comidas calientes o pesadas. Recordar la dieta tradicional de verano basada en platos fríos, ensaladas y frutas.

Usar ropa apropiada: ligera, no apretada, de colores claros y preferentemente de algodón, evitando la ropa sintética. Utilizar sombrero o gorra. Evitar la exposición al sol sobre todo en las horas más calurosas. Usar protección para los rayos solares, unos 30 minutos antes de salir al sol. Aplicarse crema protectora con Factor de Protección mayor de 15 y repita la operación a menudo.

Precauciones en actividades cotidianas

En cuanto a las precauciones en sus actividades cotidianas, no es recomendable realizar actividades que exijan esfuerzo físico importante. Si es necesario, realizar una hidratación previa al ejercicio. Las bebidas que contienen sales minerales pueden ayudar a reponer lo que se pierde con el sudor. Si se siente cansado o se marea, interrumpa su actividad y trate de ir a un lugar fresco o con sombra.

Planee las actividades a primera hora de la mañana o en el atardecer cuando las temperaturas no son tan altas. No deje a niños, ancianos o animales en coches con las ventanas cerradas. Si se encuentran a su cargo personas mayores, vigile estrechamente su situación física, animándoles a beber líquidos aunque no manifiesten sed, supervisando la aparición de algún posible síntoma de deshidratación.

Preste atención a los familiares mayores que vivan solos. Cuide que los niños no realicen ejercicios o juegos expuestos al sol en las horas punta de calor. Si usted vive sólo, trate de mantener contacto periódico con vecinos o familiares.