Detenidos en Logroño dos jóvenes por intentar matar a un hombre en su domicilio mientras robaban

Los chicos, uno de ellos menor de edad, fueron detenidos como presuntos autores de un delito de homicidio en grado de tentativa y otro de robo con fuerza en domicilio
Los jóvenes fueron detenidos como presuntos autores de un delito de homicidio en grado de tentativa | Policía Nacional

 

Agentes de la Policía Nacional detuvieron en la tarde del jueves de la semana pasada a dos individuos, uno de ellos menor de edad, como presuntos autores de un delito de homicidio en grado de tentativa y otro de robo con fuerza en domicilio, según han informado este viernes fuentes policiales.

De acuerdo con su relato, en la Jefatura Superior de Policía de la Rioja se tuvo conocimiento de que, el miércoles día 13 de marzo, había ingresado en el Hospital San Pedro un varón en estado muy grave, por heridas causadas con un arma blanca.


  • ATENCIÓN: Nuevo servicio de España Diario a sus lectores. Ahora te enviamos las noticias de tu provincia o ciudad, totalmente gratis al móvil. ¡Haz clic aquí y pruébalo!

 

Según lo manifestado por el personal sanitario, la víctima estaba consciente en el momento de su ingreso en el hospital, pero no pudo aportar datos del presunto autor, indicando que había sido atacado, sorpresivamente, por un hombre mientras se encontraba durmiendo, logrando huir por las escaleras tras abrir la puerta del domicilio.

Una vez comenzadas las investigaciones, agentes adscritos al Grupo III de la Brigada Provincial de Policía Judicial, encargado de la investigación de homicidios, se personaron en el Hospital San Pedro, con el fin de realizar las primeras gestiones tendentes al esclarecimiento de los hechos, no siendo posible contacto alguno con el herido al estar siendo intervenido quirúrgicamente debido a la gravedad de las heridas que presentaba.

A la llegada de los investigadores al inmueble donde ocurrió la agresión, pudieron observar la existencia de un reguero de sangre en las escaleras, que conducía hasta el domicilio de la víctima. Su interior presentaba un gran desorden, así como salpicaduras y restos de sangre tanto en las paredes como en el suelo de la vivienda, siendo más abundante en el dormitorio donde se encontraba la víctima durmiendo.

Todo evidenciaba un episodio de gran violencia, que coincidía plenamente con las manifestaciones de los facultativos médicos que atendieron a la víctima, los cuales refirieron que este presentaba graves lesiones en el costado y otras de defensa en las manos y antebrazos. En el transcurso de la inspección ocular técnico policial, fue hallada el arma utilizada en el ataque, un cuchillo el cual estaba fracturado y en el suelo de una de las habitaciones de la vivienda.

La Guardia Civil ha detenido a los dos implicados en el robo | Guardia Civil

El robo, como el móvil más factible

Continuando con las investigaciones se pudo determinar que, el agresor accedió al domicilio a través de la puerta de la cocina, que comunica ésta con la terraza que da a un patio interior, compartido por varios edificios de viviendas de las calles Marqués de Murrieta y Conde Superunda, ya que la puerta principal no presentaba signos de forzamiento alguno.

En dicho patio, se encontró una bicicleta en el tejado de uralita que, según testigos, no estaba la noche anterior, así como un agujero próximo a dicha bicicleta, comentando igualmente que habían oídos ruidos, como de andar por los tejados y un gran estruendo. Además, en una de las terrazas del patio se hallaron otros efectos, de los que los propietarios desconocían su procedencia, y que podrían haber sido «dejados» por los autores.

Este hecho desconcierta, en un principio, a los investigadores, pero posteriormente estos pudieron determinar que la bicicleta, habría sido sustraída por los autores de otra terraza vecina, no siendo este el único efecto sustraído esa noche. Se da la circunstancia de que otros domicilios que comparte el patio, fueron igualmente asaltados para sustraer diversos objetos, por lo que el móvil del intento de homicidio conducía a los investigadores a pensar que se habría producido en el transcurso de un robo.

Los investigadores procedieron entonces a determinar las posibles vías de entrada y salida al patio, así como los inquilinos de dichas viviendas, centrando tras muchas gestiones la atención en una de ellas que, en ese momento se encontraba ocupada por personas ajenas a la propiedad.

Tras identificar a estas personas y tomarles declaración, la mayoría coincide en manifestar que, la noche de los hechos, dos jóvenes de los que suelen pernoctar de vez en cuando en ese domicilio, habrían estado rondando por los patios con la intención, según dijeron ellos mismos, de entrar en alguna vivienda para dar «el palo», llamando poderosamente la atención de estos testigos que al final de la noche aparecieron con heridas y cortes en diferentes partes del cuerpo.

Los agentes, en base a todas las diligencias de investigación practicadas y a las pruebas obtenidas, llegaron a la identificación de estas dos personas y tras su localización procedieron a la detención, siendo uno de ellos menor de edad y el otro mayor de 25 años, imputándoles los delitos de homicidio y de robo con fuerza en domicilio.

En las actuaciones policiales participaron diferentes Unidades y Grupos entre ellas el Grupo III de delitos contra las Personas de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV), de la Brigada Provincial de Policía Judicial, la Brigada Provincial de Policía Científica y la Brigada de Seguridad Ciudadana de la Jefatura Superior de Policía de La Rioja.

Los detenidos fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia y de la Fiscalía de Menores, quienes decretaron el ingreso en prisión del mayor y el más joven en un Centro de Menores.