ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Aparece un cadáver maniatado en una balsa de riego en La Rioja

El cuerpo pertenece a un miembro de una saga de empresarios muy conocidos en La Rioja Baja
Imagen de archivo de un helicóptero de la Guardia Civil. | DiarioEspaña.com

 

El cadáver de un hombre de Aldeanueva de Ebro fue encontrado a primera hora de la tarde de ayer, ahogado y maniatado en una balsa de riego dentro del término municipal de Alfaro. Más concretamente, la Guardia Civil lo halló en el kilómetro 9 de la LR -289, que conecta la población de Alfaro y la de Grávalos.

 

Si bien se desconocen las causas de la muerte de dicho varón, lo que en un primer momento se interpretó como un suicidio podría ser en realidad un ajuste de cuentas, que es la principal hipótesis con la que trabajan ahora las autoridades encargadas de la investigación del caso.

 

El fallecido poseía granjas de engorde de pollos y terneros

Así las cosas, el fallecido –que responde a las siglas J.C.M– era vecino de Calahorra, donde residía con su mujer y sus dos hijos. Además, formaba parte de una saga de empresarios muy conocidos en la zona de La Rioja Baja, puesto que se dedicaba al negocio ganadero, y poseía granjas de engorde de pollos y terneros en los municipios de Aldeanueva y Alfaro.

 

El suceso, que ha causado una gran conmoción en su pueblo natal, se empezó a investigar a raíz de una llamada de la mujer del fallecido, que denunció que su marido no había regresado a casa tras la noche del miércoles al jueves. Durante el rastreo, encontraron el coche del desaparecido con la documentación y el móvil de la víctima, y ahí empezaron las sospechas de la Guardia Civil.

 

Encontraron el cuerpo maniatado en una balsa

Finalmente, y después de estar toda la mañana del jueves rastreando la zona –llegando a utilizar incluso un helicóptero– encontraron el cadáver a primera hora de la tarde. El cuerpo apareció en extrañas circunstancias, maniatado en una balsa que pertenecía a la familia de la víctima, y que estaba situada en la carretera que va de Alfaro hacia Grávalos.

 

Posteriormente, trasladaron el cuerpo hasta el Instituto Anatómico Forense, donde actualmente están investigando las causas de su fallecimiento.