Tu horóscopo Escorpio para el 21 de enero

Tu predicción de Escorpio para el martes 21 de enero de 2020

Índice Ocultar

Amor

Desarrollar un buen diálogo es parte de una relación afectiva. El romanticismo requiere que todos los fragmentos de tu relación estén cubiertos. Lo físico y lo intelectual deben complementarse para que no caigan en el aburrimiento.

De nada sirve que te encuentres cómodo en la intimidad si luego no es posible compartir una película que les interese a ambos o asistir a una función del teatro se convierte en una misión imposible. Por ello, Escorpio, es momento de que aceptes cambiar algunos patrones en tus hábitos.

Ser flexible no es ser débil, simplemente aprenderás a compatibilizar de un modo más completo, sin dejar de ser tú mismo.

 

 

YOUTUBE: Escucha los mejores consejos del día y tu predicción, donde y cuando quieras. Pincha aquí

Dinero

Aunque sientas la tentación de volver al pasado en materia laboral o profesional quizás no sea positivo para ti, Escorpio.

Los astros muestran una tendencia a ver que todo tiempo pasado fue mejor.

La manera en la que lograbas desarrollarte antaño estaba bien, sin embargo ahora todo ha cambiado, no solo tú ya no eres el mismo. Tampoco el mundo es tal como era y por ello ya no es posible que hagas lo mismo.

Es importante que separes temas relacionados con la vida familiar de la vida profesional o tendrás que tolerar comentarios u opiniones que de ningún modo suman o colaboran contigo.

Asuntos domésticos podrían perjudicar tu economía. Quizás enfrentes la necesidad de realizar un mantenimiento edilicio que ya no puede esperar o regresa un acreedor con una deuda antigua y olvidada que desestabiliza tu presupuesto. Toma con calma estos desafíos. Tendrán solución.

Salud

Los astros traen para los nativos de Escorpio un alivio respecto de dolencias o molestias crónicas. En general podrán sentirse bien si logran moderarse y no desarrollar un exceso de actividad sin control que agote tus nervios y tu vitalidad.

Es un día excelente para darte algo de cuidado especial. Una visita al masajista, una hora de sauna o natación te sentará de maravillas.