Dieta de la Luna: Cómo perder peso con ayuda de los astros

Si la influencia de la luna sobre el agua de los mares es claramente comprobable observando las mareas, descubre cómo puede llegar a influir en tu propio peso corporal
Dieta de la Luna: Cómo perder peso con ayuda de los astros | HOROSCOPOMAGICO.COM

 

¿Alguna vez has oído hablar de la Dieta de la Luna? Mitos y tradiciones a través de los siglos y diferentes lugares del mundo han hablado del efecto que la Luna puede tener en los seres vivos y sobre la Tierra. Las corrientes oceánicas se conducen en direcciones dictadas por la atracción gravitatoria de la luna. El ciclo menstrual de una mujer es paralelo al momento de la luna. Algunas personas piensan que una Luna llena puede llevar a un comportamiento agresivo o peligro (¿conoces el mito del hombre lobo?). Otros creen que la luna tiene poderes espirituales secretos.

Los defensores de la Dieta de la Luna creen que la misteriosa naturaleza de este satélite podría ser la clave para la pérdida de peso y la desintoxicación. Y es que, si la Luna influye en las mareas, ¿por qué no puede influir en el cuerpo humano, si está compuesto de 80% de agua? Los defensores de la Dieta de la Luna señalan como un régimen sencillo y efectivo que permite perder peso fácilmente.

  • NOVEDAD Y GRATIS: Recibe en tu teléono móvil tu Horóscopo diario. ¡Pincha aquí!
Dieta de la Luna: Cómo perder peso con ayuda de los astros | HOROSCOPOMAGICO.COM

Dieta de la Luna: La versión de Cuatro Fases

Según la Dieta de la Luna, al seguir las fases de la Luna tendrás más facilidad para perder peso de forma natural. No obstante, sentimos decirte que este astro no hará un milagro si comes lo que no debes, o si no haces una vida sana y equilibrada.

El principio básico de la Dieta de la Luna 

Desde la Luna Nueva hasta la Luna Llena (ciclo creciente) el cuerpo está en fase de asimilación, y después de este ciclo, se pasa a una fase de eliminación. No es nada complicado, solo escucha tu cuerpo y consulta el calendario lunar.

1. Luna creciente: el ciclo de asimilación.

En la Luna creciente se puede comer lo que quieras. Según la Dieta de la Luna, el cuerpo está en el ciclo de asimilación y quema más calorías, esto significa que te puedes dejar llevar un poco. Por supuesto, no podremos abusar de los dulces: tu mente debe estar más puesta en las frutas y las verduras frescas, alimentos que son bajos en calorías y ricos en vitaminas y minerales.

2. Luna llena: la fase de eliminación.

Con Luna llena viviremos una operación de desintoxicación, o lo que es lo mismo, una fase de eliminación. Esta fase dura tres días: el de Luna llena, el anterior y el posterior.

Según la Dieta de la Luna, debemos alimentarnos cada día de un único alimento simple y natural. Algunas de los más recurrentes son el arroz, la zanahoria, el huevo o la manzana, pero cada cual puede hacer su propia selección. Si tienes conocimientos de nutrición, puedes elegir alguna verdura de las que limpian naturalmente el hígado, como el rábano negro. Se recomienda aquí beber abundante agua.

3. Luna decreciente: la fase de adelgazamiento.

Una vez llega la fase de Luna menguante el cuerpo elimina residuos durante doce días. En esta etapa, debemos facilitarle el trabajo a nuestro sistema consumiendo hierbas con virtudes desintoxicantes (infusiones de diente de león, romero...). A la hora de comer, toma mucha fibra, alcachofas y evita mezclar carnes rojas con alimentos ricos en almidón.

4. Luna Nueva: la Monodieta

En la Luna nueva, haz de nuevo dieta de un único alimento; en esta etapa, el cuerpo se limpia aún en mayor profundidad. La ortiga, el abedul y el rábano negro son grandes aliados para dejar en un buen estado los riñones, intestinos y piel.

Dieta de la Luna: Cómo perder peso con ayuda de los astros | HOROSCOPOMAGICO.COM

La Dieta de la Luna: Versión ayuno

Hay otra dieta, también conocida como la Dieta de la Luna, que promueve el ayuno vinculado a los cambios del ciclo lunar. Proviene de Italia, y fue creada por Rolando Ricci, especialista en ortopedia y traumatología, a finales de la década de 1980. Sus defensores aseguran que se puede perder un kilo por día, pero tiene un efecto rebote muy importante, por lo que se recomienda que se haga bajo supervisión médica.

¿Qué podemos comer en la Dieta de la Luna?

Como decíamos que se promueve el ayuno, nos contentamos con los líquidos: agua mineral, infusiones variadas, té, zumos de frutas naturales y caldos de verduras. Debemos comenzar el ayuno cuando la Luna cambia de fase, antes de la Luna nueva o la Luna llena. Hay calendarios lunares que muestran la hora exacta de este cambio. Luego comenzamos la dieta que dura 26 horas, es decir un día completo y dos horas más.

Según Ricci, el peso se pierde debido a la capacidad del cuerpo para absorber agua, que en sí misma está relacionada con la fuerza de atracción que la luna ejerce sobre los líquidos. Esto significa que el agua en nuestro cuerpo puede, como los mares y océanos, tender a seguir los ritmos impuestos por la Luna.

Ejemplo de Menú de la Dieta de la Luna.

Desayuno: Podremos tomar una infusión de té rojo y zumo de naranja.

Media mañana y media tarde: En esta ocasión, elegiremos entre un zumo o una tisana.

Almuerzo: Un buen tazón de caldo de verduras, acompañado de agua para beber.

Merienda: Una tila y zumo de pomelo.

Cena: Otro tazón de caldo de verduras y agua.

Los zumos de frutas y verduras naturales y recién exprimidos también se recomiendan para proporcionar al cuerpo nutrientes y energía, pero con energía limpia. Se permite el té con miel pero no otro azúcar. Los líquidos que contienen azúcar, grasa o sal interfieren con su pérdida de peso y no están permitidos. Así que di adiós al alcohol, la leche o cualquier líquido que contenga azúcar o aditivos.

Importante: Este artículo es meramente informativo

Hay numerosos organismos, como la AESAN, que señalan que no hay una base científica que indique que las fases de la Luna podrían conducir a la pérdida de peso. También explica que un ayuno completo en realidad puede inducir la pérdida de peso, pero solo a corto plazo si no se toman medidas para adoptar un estilo de vida más saludable. Si tienes sobrepeso, lo más adecuado es que acudas a un especialista en nutrición o un endocrino para que valore tu caso y diseñe una dieta adaptada especialmente para ti.