5 cualidades que convierten a Capricornio en el mejor amigo

Los rasgos que hacen de tu signo el más propicio para una buena amistad.
Los Capricornio son unos amigos ambiciosos | CEDIDA

La singularidad de Capricornio en el ámbito de la amistad procede precisamente de su carácter frío y distante: sólo es amigo de aquellos que se ganan su confianza. Por eso las cualidades que convierten a Capricornio en el mejor amigo son los valores más alto y puros de la amistad, como la sinceridad, la honestidad, la amabilidad, la empatía y la generosidad.

Sin embargo, el mundo de Capricornio se asienta en los conceptos materiales y también con sus amigos se muestra ambicioso y caprichoso. Si tienes un amigo nacido entre el 22 de diciembre y el 20 de enero, aprenderás a su lado a ser más ahorrador y a transitar por un camino más seguro hacia el éxito y la satisfacción.

La regencia de Saturno les concede la virtud de la responsabilidad y la fuerza de voluntad que transmiten a sus amistades en forma de dedicación abnegada hacia ellos. 

Cualidades que describen al amigo Capricornio

Como uno de los signos de tierra, Capricornio es una garantía de seguridad y estabilidad que pone orden al caos y un punto de sujeción en las transformaciones. Descubre las cualidades que describen al amigo Capricornio, el signo del trabajo y el éxito.

1. Ambición

Capricornio es el signo del esfuerzo y la superación personal, de la visión pragmática y los objetivos cumplidos. En el ámbito de la amistad, Capricornio transmite a sus amigos el valor de la ambición como motor de acción para afrontar la vida con más oportunidades. A su lado, los signos más pusilánimes se convierten en seres activos y competitivos.

Aunque no es un signo de acción, sino estático, su mentalidad es ganadora y es poseedor de un optimismo radical que sabe siempre aprovechar las oportunidades. En su debe encuentras la falta de profundidad emocional, pero en el haber descubres la calidad de sus conejos, una guía de gran utilidad hacia la satisfacción personal y la realización profesional.

Algunos piensan que es demasiado materialista, pero la verdad es que se erige como un modelo de ahorro e inversión para sus amistades. Y aunque nunca le falta el dinero, es poco ostentoso y sabe gestionar muy bien los recursos. Es, además de un buen amigo, muy útil.

2. Abnegación

Si Capricornio ha llegado a tener tanto dinero y saborear las mieles del éxito no es por sus alocadas inversiones o cualquier tipo de chanchullos, sino por su gran capacidad de trabajo. Como uno de los signos más trabajadores del zodiaco, en el ámbito de la amistad los nativos de Saturno se desviven por sus amigos y se esfuerzan por ser útiles a los demás.

Los encontrarás a cualquier hora y en cualquier situación dispuestos a echarte una mano y son capaces de realizar cualquier trabajo gratuitamente si es para el bien de un buen amigo. Eso sí, Capricornio selecciona muy bien sus amistades y tiene más bien pocos amigos, pero cuando alguien se gana su confianza dispone de un gran capital humano a su servicio.

Los amigos Capricornio pueden ser agarrados y algo caprichosos, pero es porque prefieren enseñar a sus amigos a superar las dificultades y ganarse el pan con el sudor de su frente. A largo plazo, el método de los capricornianos se revela mucho más productivo.

3. Sinceridad

Una de las ventajas de contar con la amistad de un Capricornio es que siempre te dicen la verdad, por amarga que pueda parecer. Y es que, al no tener muchos filtros emocionales, es un signo poco delicado que no teme herir la sensibilidad de los demás. Cuando tiene confianza con alguien, por ejemplo un buen amigo, le transmite sus ácidas críticas.

También a largo plazo, esa sinceridad desnuda de Capricornio consigue convertir a los que están a su alrededor en personas mucho mejores y más competitivas. Los principios de estas personas en las relaciones humanas son inquebrantables, y eso les convierte también en seres de una gran lealtad que exigen, en retribución, la misma honestidad.

Capricornio odia las traiciones y no suele ofrecer segundas oportunidades. En cambio, es una persona con una gran tolerancia y de la misma forma que se muestra sincero y crítico con los demás, acepta también la sinceridad y la crítica siempre que sea para mejorar.

4. Paciencia

Entre las cualidades de Capricornio encontramos la tranquilidad y la paciencia con las que se conduce en la vida. Su carácter abnegado lo hace inmune a los ataques y es capaz de resistir grandes agravios de forma impasible, y demostrar con hechos que los demás están equivocados. Como amigo, Capricornio es un remanso de paz con una gran contención.

Una de las formas en que se traduce su paciencia es que siempre está dispuesto a escucharte y aguanta tus tonterías de forma estoica. Capricornio vive la amistad casi como si fuera una profesión, y entiende que su trabajo como amigo es también comprender la complejidad de los demás y vivir las relaciones con sus ventajas y sus inconvenientes.

Capricornio es capaz de aguantar horas y horas de confesiones y conversaciones con un amigo que lo está pasando mal. De esa paciencia saben sacar también el punto de tranquilidad necesario para sacar conclusiones razonables a los problemas y hallar la mejor solución. 

5. Amabilidad

La imagen de los caprinos como personas aisladas y bordes procede del desconocimiento. Son desconfiados y se toman su tiempo en consolidar sus amistades, pero en el círculo íntimo se muestran como amigos muy amables que intentan, siempre que pueden, hacer reír a los que están a su alrededor y animarles siempre se encuentran tristes.

Aunque parezca mentira, Capricornio es una persona dotada de un gran optimismo que trata de combatir las dificultades de la vida con una sonrisa. Si tienes un amigo Capricornio al lado te darás cuenta de que son una verdadera bendición, porque además de esforzarse tanto y aguantarlo todo con paciencia y abnegación, siempre encuentran un motivo para ser felices.

Así, Capricornio trata de suplir sus carencias emocionales y su baja intensidad energética con la fuerza de la voluntad y siempre se esfuerza por contagiar a los que le rodean de su dulzura y su amabilidad. ¡Es imposible no quererles tal y como son!