L., la chica de Boiro, continua en shock después del intento de secuestro del asesino confeso de Diana Quer

L. grabó la prueba de audio «sin querer», lo que al final supondría que se desmoronara toda la coartada del 'Chicle' en este caso como en el de Diana Quer
'El Chicle', José Enrique Abuín, estuvo a punto de perpetrar otro caso de secuestro
'El Chicle', José Enrique Abuín, estuvo a punto de perpetrar otro caso de secuestro | Redes sociales

Hace exactamente un año, el 25 de diciembre de 2017, L. (nombre ficticio), vivió un episodio que le ha dejado secuelas psicológicas muy severas. Que L. lograra salvarse fue cuestión de minutos, o hasta de segundos.

Lo relata la madre de L., Eli. Una mujer que ha tenido que hacer frente a una de las peores situaciones que le pueden pasar hoy en día a una persona, un intento de secuestro de su hija y, quién sabe, de agresión sexual.

La noche del 25 de diciembre de 2017 fue la noche que marca el antes y el después en la vida de L. Aquella noche, la joven que tenía 28 años, estuvo a punto de ser secuestrada por el autor confeso del crimen de Diana Quer, en Boiro (A Coruña).


'El Chicle'
'El Chicle' había negado su relación con el 'caso Quer' hasta que se desmorona su mujer y se rompe su coartada   | El Español

 

Por suerte, cuando las cosas estaban más peligrosas, aparecieron dos chicos o «ángeles», como Eli los llama, y pusieron fin a la pesadilla. Cuando L. estaba prácticamente metida en el maletero del coche del ‘Chicle’, estos dos chicos detuvieron el intento de secuestro y el autor fallido tuvo que marcharse.

José Enrique Abuín, ‘El Chicle’, es el autor confeso de Diana Quer, a la cual primero secuestró. Esa experiencia ha hecho que L. tome un giro radical en su comportamiento e incluso en su carácter. Hasta la vivencia de la experiencia con el raptor, L. era una chica alegre, extrovertida y sonriente.

Hoy es una sombra de lo que fue, a causa de haber vivido esa situación. L. no sale apenas de casa, se encuentra muy inmiscuida en ella misma y el fantasma del secuestro por parte del ‘Chicle’ no se aleja de su cabeza.


L. grabó la conversación «sin querer»

Un año después, se ha tenido acceso a la conversación que, sin querer, grabó L. cuando ‘El Chicle’ se presentó delante de ella aquella fatídica noche.

L: Vale, vale, vale.

Chicle: Dame el móvil, dame el móvil ahora mismo. Dame el móvil.

L: Por favor, ¿por qué?

Chicle: Porque necesito dinero, dame el móvil ahora mismo.

L: Pero el móvil no, por favor, toma el dinero. El móvil no, por favor. 

Chicle:¿Tienes tarjeta?

L: No, no tengo tarjeta, pero…

Chicle: El móvil.

L: Tengo 20 euros, por favor.

Chicle: El móvil.

L: Por favor, por favor.

Chicle: Si sigues gritando, te rajo. Métete en el coche y dame el móvil.


L: No, toma el dinero, por favor, el móvil no, por favor.

Chicle: Bueno escucha, shhhhhh. Escucha. ¿Puedo hacerte una pregunta? Te haré una pregunta. 

L: Dime.

Chicle: ¿Tú eres Carla?

L: No.

Chicle: Bueno, perdona. Ehh... Era una broma de tu chico, pensé que eras Carla. Perdona, tía, pensé que eras Carla. Escucha, no... ¿Estás tranquila? Ven aquí, mira, nada, en serio. Mira, de verdad. 

L: Vale, ¿me dejas ir?

Chicle: Vale, tranquila. ¿Estás bien?

L: Sí.

Chicle: Perdona, de verdad. En serio, ¿no eres Carla?

L: No, no soy Carla. 

Chicle: Tranquila, de acuerdo. ¿Estás bien? ¿Quieres que te dé su número para ver si es él?

L: Bien. No te preocupes.

La coartada del 'Cichle' se desmorona

En esos momentos la conversación se corta. L. no se ha percatado que está muy cerca del maletero del coche del asesino confeso de Quer. Es cuando aprovecha la ocasión, y empuja a la chica al interior del maletero, quedándole las piernas salientes pero el cuerpo ya metido. Mientras hace uso de su resistencia, dos jóvenes aparecen y detienen la situación. El ‘Chicle’ se escapa con su coche, un Alfa Romeo de color gris.


Fue el audio que grabó la atacada lo que hizo que cayese todo el entramado de mentiras que se habían pensado El ‘Chicle’ con su mujer para encubrir el asesinato de Diana Quer. Rosario, la mujer de este, fue llamada a comisaria a prestar declaración.

Imagen de Rosario junto a 'el Chicle'.
Imagen de Rosario junto a 'el Chicle', ella es la primera piedra que cae de su mentira | Cedida

 

Con anterioridad, el ‘Chicle’ se había mostrado siempre muy seguro de sí mismo y siempre había mantenido la versión de que la noche del crimen de Diana Quer, el y su mujer estaban juntos en casa.

Al escuchar la voz del documento de audio que había grabado la joven L., Rosalía, la mujer del ‘Chicle’ no pudo aguantar más la mentira y confesó que la voz que se escuchaba era la de su marido y que, en realidad, la noche del crimen de Diana Quer su marido no había estado en casa y no sabía dónde había estado.


Finalmente, y a través de un intenso ejercicio por descubrir la verdad, los cuerpos de la UCO logran la confesión de Abuín y se descubre dónde estaba el cuerpo de Diana Quer, además de reconocerse en los audios en el episodio de L.

La madre de L., Eli, aun intenta que el día de Navidad sea un día para celebrar, pero la sensación de haber podido perder a una hija aun les atenaza la vida: «No sé si lo vamos a celebrar. Creo que aún no tenemos el cuerpo para estas cosas».




Comentarios