ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

La Policía pide ayuda ciudadana para aclarar el hallazgo de un cadáver en La Coruña

El cuerpo sin vida del hombre se encontró este lunes tirado en un camino del barrio gallego de O Castrillón
Imagen de archivo de dos agentes de la Policía Nacional | El Confidencial

 

La Policía Nacional ha pedido ayuda a la ciudadanía para intentar esclarecer el hallazgo del cadáver de un hombre este lunes día 8 en el barrio gallego de O Castrillón, en la provincia de La Coruña. Así lo ha comunicado la Jefatura Superior de Policía.

De momento, el Grupo de Homicidios de la Policía Nacional ha informado de que mantiene «todas las líneas de investigación» sobre el caso abiertas, de esta forma, pretenden averiguar lo que sucedió la noche del domingo al lunes, o ese mismo día por la mañana, lo antes posible, sin descartar ninguna información al respecto. Es precisamente por ello que se ha solicitado ahora ayuda ciudadana.

En este sentido, para que las personas que pudieran tener alguna información sobre lo sucedido puedan comunicarla a la policía, se ha habilitado el número de teléfono 981 166 328, especialmente pensado para los vecinos de la zona que pudieran ver algo sospechoso o que puedan tener algún dato importante sobre los hechos.

«Personas en actitud de espera o vehículos sospechosos en la zona donde apareció el cadáver, vecinos que hayan podido escuchar gritos sobre las 22.00 horas del domingo día 7, así como cualquier dato de interés que puedan aportar aquellas personas que suelen pasear a sus mascotas por la zona», es lo que la Policía Nacional ha especificado que están buscando.

La víctima, un hombre de entre 30 y 40 años

La localización del cadáver tuvo lugar este lunes hacia las 12.25 horas. El cuerpo sin vida fue encontrado en un camino cercano a la calle Curtis del barrio de O Castrillón, agentes de la policía acudieron hasta el lugar tras ser alertados de que había una persona tirada en el suelo en esa zona.

Una vez allí pudieron comprobar que se trataba de un hombre de entre 30 o 40 años que no presentaba señales de vida aunque sí «algún signo de violencia». Desde ese momento todavía no se ha conseguido averiguar que fue lo que pasó al hombre. Los departamentos de la Policía Judicial y de la Científica colaboraron en el proceso.