ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Piden reactivar el caso de asesinato de Déborah Fernández

La causa fue archivada en 2010, ocho años después del crimen, sin encontrar al responsable
Déborah Fernández, la joven asesinada en 2002 | EspañaDiario.es

 

Diecisiete años han pasado de la muerte de Déborah Fernández, y nueve desde que la causa de su investigación fuera archivada, sin encontrar al culpable. Sin embargo, más de tres lustros después, la familia de esa joven víctima, entonces de 22 años, sigue luchando para hallar al responsable.

Mediante la plataforma ‘Change.org’, han activado la campaña ‘Justicia para Déborah’, que cuenta en tan solo dos semanas con más de 150.000 firmas. A las de amigos y familiares, se juntan las de caras reconocidas como Tania Llasera, Jon Kortajarena o Juan Carlos Quer, el padre de Diana Quer.

 

Imagen del lugar dónde encontraron a Déborah. | Cedida

 

La muerte de Déborah Fernández

Amante del diseño y aficionada al deporte, esta joven viguesa alió a correr una tarde de 2002. Sin embargo, a pocos metros de llegar a su casa fue vista hablando con un conocido. Ese fue el último lugar en el que alguien confirmó haber observado con vida a la víctima.

 

Diez días después, una vecina de O Rosal, localidad ubicada a unos 50 kilómetros de donde Déborah fue vista por última vez, encontró el cuerpo sin vida de la joven en una cuneta. Desnuda, con restos de semen y un preservativo. Una escena típica de violación.

Sin embargo, nada más lejos de la realidad. La investigación determinó que la puesta en escena se trataba de una trampa, puesto que no había marcas de arrastre del cuerpo, el semen fue introducido postmortem y la víctima podría haber muerto el mismo día de su desaparición.

 

La familia de Déborah Fernández pide reactivar el caso de la joven asesinada | Change.org

 

Sospechan de su círculo cercano

Déborah Fernández fue vista por última vez en las inmediaciones de su casa, una zona concurrida en la que nadie alertó una situación de forcejeo o gritos. Por ello, la familia de la víctima sostiene que detrás del crimen podría encontrarse una persona del entorno de la difunta.

 

Sin embargo, los esfuerzos de la Policía por investigar al círculo cercano de Déborah fueron completamente estériles, pues ninguno de ellos sirvió para descubrir algún indicio que uno de ellos pudiera res el responsable del asesinato de la joven.

Debido a esta situación, ante la falta de pruebas y pistas para continuar con la búsqueda, el caso fue archivado en 2010. Nueve años después, ha sido la hermana de Déborah quien ha decidido dar un nuevo golpe de timón a la investigación.

 

Po ese motivo, mediante la plataforma ‘Change.org’, espera poder activar la conciencia social para que los responsables de la causa inicien de nuevo la búsqueda. Reconociendo que a sus padres no les quedan fuerzas para seguir luchando por ella, la hermana de Déborah afirma que «a mi sí»