Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Un menor se clava una jeringuilla con hepatitis C en un hospital de Santiago

El niño no se ha infectado, pero necesita realizarse más análisis y hasta dentro de seis meses no se puede asegurar que no se haya contagiado
Un menor de dos años se ha clavado una jeringuilla con hepatitis C en el jardín de un hospital de Santiago | España Diario

 

Preocupante suceso ocurrido en los jardines públicos de un hospital de Galicia. Un niño de dos años se clavó una jeringuilla infectada con el virus de la hepatitis C mientras jugaba con su padre a la pelota en Santiago de Compostela.

 

Se clavó una jeringuilla infectada con hepatitis C

Este terrible acontecimiento tuvo lugar el pasado sábado 16 de febrero, alrededor de las 17.00 horas, en el parque del Hospital Gil Casares de Santiago de Compostela, en La Coruña, cuando el pequeño y su padre estaban jugando con un balón y, en un momento dado, este acabó cayendo en una canalización de agua. Según ha informado el diario ‘La Voz de Galicia’, el menor fue a recogerla y, en ese momento, se pinchó con algo que resultó ser una jeringuilla utilizada previamente por un toxicómano.

 

En cuanto esto ocurrió, el niño empezó a llorar y su llanto alertó a su padre que acudió rápidamente hasta donde se encontraba el pequeño, entonces comprobó con asombro que la aguja seguía clavada en la mano de su hijo y contenía restos de sangre. Con gran celeridad, el hombre lo llevó a urgencias, donde analizaron el fluido de la jeringuilla y comprobaron que estaba infectada con hepatitis C. Este es un virus que provoca una enfermedad muy grave e incluso puede llegar a causar la muerte.

La hepatitis C es una enfermedad muy grave, que puede causar la muerte, y el niño podría haberse infectado | España Diario

 

Enfrente del hospital hay una escuela infantil

A continuación, le realizaron las pruebas pertinentes al niño para ver si se había contagiado con este virus y dieron negativo, por lo que no se ha infectado de hepatitis C. Sin embargo, los médicos han informado a la familia, que viven en el País Vasco y solo estaban en Galicia visitando a un familiar, que el menor deberá realizarse varios análisis más para seguir comprobando que no está infectado y hasta dentro de seis meses no se podrá asegurar completamente que el pequeño está completamente sano.

 

Los padres han querido que salga a la luz para alertar a la Consellería de Sanidad de la Xunta de Galicia que es una situación de gran riesgo, sobre todo «teniendo en cuenta que enfrente del hospital hay una escuela infantil», ha explicado Ángel Sáez de Asteasu, abogado de la familia quien todavía está pendiente del desenlace de esta historia para decidir presentar el caso o no a los tribunales. Por su parte, el padre ha lamentado: «Es muy duro porque esta enfermedad le puede fastidiar la vida a mi hijo con tan solo dos años».