Un matrimonio podría perder la vivienda y las pensiones por una deuda de 23 euros con Jazztel, Santiago de Compostela

El matrimonio se mantiene firme en no pagar la deuda a pesar de las amenazas de llegar hasta los tribunales de Jazztel
Al darse de baja de la compañía, ésta les cobró una línea que les había sido regalada por su servicio contratado | España Diario

 

Un matrimonio jubilado de Santiago de Compostela podría ver embargada su vivienda y parte de sus pensiones por una deuda con una compañía telefónica. La cantidad de la deuda es de 23 euros.

Todo comenzó en verano, cuando el matrimonio decidió cambiar de compañía. Ellos pensaban que ya habían terminado la relación contractual con la primera compañía—con quien atesoran la deuda—, pero dicha compañía les continuó cobrando durante los tres meses siguientes.

La compañía que exige la deuda es Jazztel, con quienes el matrimonio tenían contratados los servicios de ADSL con teléfono fijo y móvil incluídos.

Como ya hemos dicho, Jazztel les continuó cobrando los siguientes tres meses tras abandonar la compañía. Jazztel les cobraba, según las facturas, por un número que no tenían vinculado, por lo que el matrimonio decidió devolver los recibos de esos tres meses.

Jazztel les advirtió que llegaría hasta los tribunales

La compañía anunció que les llevarían a los tribunales si no pagaban la deuda | España Diario

 

A finales de este mes de enero pasado, el matrimonio gallego recibió una notificación del departamento legal de Jazztel. En la carta les pedían que abonaran la deuda (23.09 euros) en un plazo de cinco días para que no se llegara a una situación judicial. Anunciaban, también, que en caso de no hacerse efectivo el pago, aumentaría la deuda por los intereses y gastos, se incluiría a los clientes en la lista de morosos y, además, podrían verse despojados de sus bienes—vivienda y pensión—.

Fue cuando el matrimonio descubre que la línea por la que tienen esa deuda es de una línea que la propia compañía les regaló al tener un servicio de ADSL. Cuando cancelaron la relación contractual con Jazztel, la línea pasó a ser de pago.

El matrimonio se niega a pagar la deuda

El matrimonio siempre se ha mostrado disconforme a contraer el pago de dicha deuda, alegando que les han engañado, no que no puedan pagarla. Por lo que han puesto una denuncia en la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios). Jazztel ha asegurado que, por su parte, va a cancelar la deuda, aunque por el momento sigue vigente.

Comentarios