ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

José, el octogenario que mató a su cuñado para salvar a su hermana

Tuvo que golpearle con una barra de hierro para evitar que les disparará con una escopeta en el pequeño pueblo coruñés de Cabana de Bergantiños
Los hechos habrían sucedido en la casa familiar de Cabana de Bergantiños | TVG

 

La vida de los vecinos de la pequeña localidad de Cabana de Bergantiños, en La Coruña, se vio alterada este pasado miércoles. A media mañana se vieron sorprendidos con la noticia de que José Martínez Rodríguez había matado a su cuñado, José Calviño Lema, conocido como 'Pepe Xandón', de un golpe con una barra de hierro en la casa familiar en A Rectoral, en la parroquia de Corcoesto. 

Los motivos que habrían llevado a este hombre de 81 años, «muy tranquilo, incapaz de matar una mosca» según los vecinos, a acabar con la vida de Calviño, de 83, sería salvar la vida de su hermana María, de 82.  

Actuó en legítima defensa

El trágico, o heroico a la espera que lo confirme la investigación, tuvo lugar sobre las diez y media en la casa que compartían los dos hermanos Rodríguez Martínez con el marido de ella. 'Pepe Xandón' habría acorralado María y José en un granero anexo a la casa, que utilizan como gallinero; y por motivos desconocidos, habría intentado asesinar a su mujer con un arma de fuego. 

Milagrosamente, José supo reaccionar a tiempo y, presuntamente, cogió una barra de hierro y le golpeó matándolo prácticamente en el acto. Agentes de la Policía Local y la Guardia Civil se desplazaron al lugar de los hechos minutos después, además de profesionales del 061 Urxencias Sanitarias que no pudieron hacer nada por su vida.

Miembros de la Benemérita encontraron una escopeta cargada, con la que presuntamente el fallecido se disponía a disparar a sus parientes, reafirmando que la idea que José actuó en legítima defensa. 

Se han abierto diligencias pero no está detenido

Los agentes del Instituto Armado trasladaron a José Rodríguez Martínez al cuartel cerca de la una y media de la tarde. Tras tomarle declaración todo apunta a que no fue detenido. La policía judicial de Carballo se ha hecho cargo de la investigación.