Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Un informe del caso Déborah contiene pruebas para reabrir el caso que apuntan a su expareja

La familia de la joven de 22 años asesinada en Vigo en 2002 quiere reabrir el caso para esclarecer los hechos
Déborah Fernández, la joven asesinada en 2002 | EspañaDiario.es

 

Déborah Fernández fue asesinada en 2002 y su cuerpo apareció desnudo en una cuneta 10 días después de su desaparición. 17 años más tarde, un informe de la defensa denuncia varias irregularidades en la instrucción del caso. Así lo han avanzado en 'El programa del Verano', donde han mostrado en exclusiva este informe, en el que se pretende reabrir el caso del asesinato de la joven viguesa de 22 años.

Las 22 páginas del informe señalan muchas irregularidades en la investigación del caso, y aparecen bastantes pruebas que apuntan hacia la expareja de Déborah. Sus familiares no han parado de luchar para conocer la realidad de los hechos, para saber qué paso exactamente para que Déborah no volviera a casa para siempre. Ha sido ahora, 17 años más tarde, cuando han conseguido un informe con motivos suficientes para reabrir el caso.

Entre las pruebas del informe destaca el testimonio de la última persona que vio la joven con vida. Esta persona la ubica, en su última localización, cerca del domicilio de su ex. Otra de las pruebas señala que la joven fue a un videoclub al que no solía ir normalmente, sino que se trataba de uno más cercano al domicilio de su expareja, quien sí era socio del establecimiento. Otra prueba más que señala a la expareja de Déborah.

Hedor en el maletero

En declaraciones por primera vez en televisión, José Fernández, hermano de Déborah, ha explicado a Telecinco que «Déborah no desapareció en Samil, ya sabemos que voluntariamente fue a otro lugar en el que ha interactuado con una persona que conocía que estaba a unos 3 kilómetros de la curva del matadero en la que se supone que había desaparecido. No cabe duda de que esa persona estuvo con Déborah pasadas las 21:45 horas, el momento en que la vieron».

Además, en el informe se asegura que no se volvió a registrar el coche de su expareja, pese a que un agente de policía señaló que salía un fuerte hedor a podrido del maletero. Con este documento, la familia de Déborah está dispuesta a volver a pedir la ayuda de la justicia para esclarecer el caso. A día de hoy, aún se desconocen las causas reales de la muerte de la joven Déborah.