Encuentran el cadáver de un hombre mordido por su perro en una vivienda de Vigo

Además, encontrado un cadáver momificado perteneciente a un hombre turco en Pontevedra
La Policía Nacional está llevando a cabo la investigación acerca de los motivos de la muerte | España Diario

 

La Policía Nacional investiga la aparición del cadáver de un vecino de Vigo, fallecido en su domicilio aparentemente por causas naturales, y cuyo cuerpo presentaba varias mordeduras supuestamente realizadas por su perro.

Según ha confirmado el Comisario de Vigo, Luis Gallego, la inspección ocular realizada por los agentes que acudieron a la vivienda de este hombre, en la parroquia de San Andrés de Comesaña, apunta a que la muerte se produjo por causas naturales hace unos días, y no había indicios de que hubiera sido violenta.

No obstante, el cuerpo se encontraba parcialmente mordido por el propio perro de la víctima, en una «escena desagradable», según ha apuntado el responsable policial. Por ello, ha añadido, la Policía está a la espera del informe de autopsia para confirmar las causas del fallecimiento.

«Ha sido una muerte natural que, por desgracia no es la primera vez ni será última, personas que viven solas y fallecen. Éste llevaba mínimo tres o cuatro días muerto y tenía un perro en casa, por eso la escena era desagradable», ha explicado Luis Gallego.

Encontrado un cadáver momificado perteneciente a un hombre turco en Pontevedra

Agentes de la Policía Nacional de la Comisaría Provincial de Pontevedra pertenecientes a la Brigada de Policía Científica han logrado averiguar la identidad del cadáver momificado encontrado en los terrenos de una antigua fábrica de corcho en la zona de Mollabao, que corresponde a un hombre de origen turco nacido en 1976.

Así lo ha informado este lunes 4 de febrero la Policía Nacional, que ha explicado que el cadáver fue encontrado el pasado día 26 de enero tras recibirse la llamada en la sala del 091 de un particular.

La Policía Nacional ha determinado la identidad del cadáver momificado | España Diario

 

Hasta el lugar del hallazgo se dirigieron varias patrullas de la Policía Nacional, junto con los agentes de la Brigada de la Policía Científica, que llevaron a cabo una inspección ocular en la zona «con la correspondiente recogida de vestigios», según han relatado las mismas fuentes.

El cadáver momificado fue trasladado al Instituto Anatómico Forense de Verín, Ourense, donde determinaron que el cadáver «no presentaba signos de violencia», tal como lo ha  asegurado la Policía Nacional: «A pesar del mal estado del cadáver los agentes de la Brigada de la Policía Científica de Pontevedra lograron regenerar las huellas dactilares, a pesar de su mal estado, con la que identificaron al muerto tras un minucioso trabajo de laboratorio», han abundado.

🔴 Los entresijos y las peleas de SÁLVAME en DIRECTO ¡Pincha aquí!

Comentarios