Hacienda reclama a una estudiante de 16 años el 19% de su premio académico

Le quedarán 607.50 euros de los 750 del premio
A Inés la han premiado por su excelentísima labor en el ámbito académico en Secundaria | España Diario

 

Inés Carrión Orosa tiene 16 años y hace unos meses le concedieron un premio en reconocimiento a la excelencia académica. Inés ha recibido este premio teniendo en cuenta su rendimiento escolar, pues salvo en dibujo de Primero, su expediente académico tan solo contiene dieces. A Inés, a quien se debería tener como ejemplo de superación y de responsabilidad, Hacienda le exige parte de su premio económico a su rendimiento académico.

Educación entregó el premio al rendimiento escolar a Inés el pasado año. A parte del documento formal que acredita su rendimiento, el premio también iba acompañado de un cheque con la cantidad de 750 euros. Su padre, Antonio Carrión, cuenta que uno de los requisitos para recibir el premio en metálico era que Inés tuviese su propia cuenta corriente.

Nada extraño ni nada fuera de lo normal, a excepción de, si en la opinión de cada uno, creemos que Inés merecía más dinero por su esfuerzo. En el hogar de la estudiante nadie pensaba que este premio iba a sufrir una retención por parte de Hacienda, pues pensaban que se trataría como una beca. Su pensamiento era este, pues este premio se entrega a estudiantes que no tienen ingresos.

Una carta de Hacienda

Pero un día, Inés recibió en su buzón una carta del Ministerio de Hacienda, en la que se le informaba de que se le retendría un 19% del total del premio recibido por su labor como estudiante. Con lo que, si a 750 euros le restamos el 19%, tenemos que a Inés le han quedado 607.50 euros libres de impuestos.

Cuando recibieron la carta, la reacción de la familia fue de total sorpresa e indignación. En casa de Inés se hacían una pregunta bien clara: «¿Cómo es posible que el fisco considere exento del Impuesto de la Renta un premio de 20.000 euros de la Lotería y, en cambio, a una estudiante sin ingresos de 16 años le quitan el 19% de un premio tan pequeño, que por otro lado, es producto de su esfuerzo?

Antonio Carrión, su padre, lo tiene muy claro: «La Agencia Tributaria no fomenta la formación, sino la ludopatía. Esta es nuestra realidad actual que hay que cambiar», aclara Antonio.

Según el padre de Inés: ««La Agencia Tributaria no fomenta la formación, sino la ludopatía» | España Diario

 

La ley actual así lo marca. Si uno se esfuerza al máximo por formarse y por adquirir unos conocimientos académicos que cuestan mucho de asimilar y gana un premio por ello, Hacienda llamará a su puerta. En cambio, si una persona gana 20.000 euros en una apuesta deportiva, el fisco no le retendrá ni un solo euro de su premio. Antonio lo afirma rotundamente: «la Agencia Tributaria castiga el esfuerzo, el trabajo y el estudio, mientras fomenta la ludopatía».

Inés, una estudiante modelo

Inés ha cambiado de colegio para realizar el Bachillerato internacional, lo cursa en el centro Rosalía de Castro de Santiago. Por ello, cada día coge un tren que sale a las ocho de la mañana y llega a su casa sobre las tres y media de la tarde. Salvo los lunes, que regresa a casa a las ocho de la tarde por cumplir con actividades que se dan fuera del centro escolar. Inés cursa cuatro del grado profesional en el Conservatorio.

Además, también tiene tiempo de formar parte del coro Cantábile, con lo que ocupa los martes y los sábados durante tres horas en practicar con su voz. Ocupa su tiempo en estudiar y actuar con el coro.

«Creo que el secreto es tener las cosas claras, organizarse, y establecer prioridades. Es cierto que me queda poco tiempo libre, pero como la música es lo que me gusta es como si fuese mi tiempo libre», dice Inés.

Lo cierto es que la carta recibida por Hacienda le ha dado al padre de Inés un punto de vista peculiar sobre la situación de nuestro país en ese aspecto en particular: «Si la Agencia tributaria quiere que los jóvenes sientan los impuestos como algo justo, esta no es la mejor manera» finaliza Antonio.