ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Dos guardias civiles son agredidos al intentar detener a un joven en Camariñas, La Coruña

Los hombres recibieron patadas, puñetazos y pisotones de un grupo de personas, supuestamente del entorno del chico que iba a ser detenido
Dos agentes de la Guardia Civil fueron agredidos al intentar detener a un joven   | Guardia Civil

 

Este fin de semana dos agentes de la Guardia Civil resultaron heridos después de sufrir una agresión por parte de varios individuos que trataban de impedir que un joven fuera detenido. Los hechos sucedieron en el municipio gallego de Mugía, en la provincia de La Coruña, durante la madrugada del domingo.

Al parecer, el chico que iba a ser detenido por los agentes estaba siendo investigado por varios altercados y trifulcas que se produjeron durante las fiestas de la Virxe de Monte de Camariñas. Los agentes acudieron a la zona después de recibir varias llamadas alertando de que un chico se dedicaba a increpar y agredir a otras personas, ha publicado ‘La voz de Galicia’.

Pegaron, pisaron y dieron patadas a los agentes

Tras las llamadas recibidas, agentes de la Guardia Civil se acercaron hasta la zona donde les fue comunicado que estaban sucediendo los hechos, durante la actuación de una orquesta. Una vez allí comprobaron que un individuo se encontraba subido al escenario, insultando a la gente que allí se encontraba y obligando a parar la actuación.

Fue en ese momento cuando los agentes se dirigieron hacia él, pero el chico huyó del lugar saltando del escenario. Finalmente lograron reducirlo después de que este también los increpara a ellos. Fue entonces cuando algunas personas, supuestamente del entorno del joven, comenzaron a agredir a los guardias civiles.

Según algunos testigos, los agentes recibieron una brutal agresión, con puñetazos, patadas y pisotones en el suelo. Lograron zafarse de los ataques y volvieron a atrapar al chico reduciéndolo de nuevo y llevándolo al coche policial.

Una vez dentro del vehículo los ataques no cesaron. El grupo de personas que los había agredido comenzó a zarandear y dar golpes en el coche policial por lo que los agentes decidieron huir del lugar.

No pudieron llevar al joven al puesto de la Guardia Civil de la localidad

Los guardias civiles decidieron entonces trasladarse a un hospital para ser atendidos de las lesiones ocasionadas, puesto que estaban siendo perseguidos por los agresores y no podían llevar al puesto de la localidad de Camariñas.

Acudieron a un hospital a 40km de la zona y allí fueron atendidos uno por uno para no dejar solo al detenido, que todavía iba con ellos. No fue hasta las 6 de la madrugada, según ‘La voz de Galicia’, cuando pudieron ser relevados por otros compañeros.

Los agentes se encuentran de baja después de haber sido atacados. Uno de ellos presenta lesiones en las dos rodillas y también en una muñeca, el otro tiene un fuerte dolor de espalda tras recibir una patada. El chico, por su parte, pasó a disposición judicial, pero quedó en libertad provisional.