Fallece el guardia civil que se disparó en la cabeza ante su mujer en Orense

Ha fallecido finalmente en el Complexo Hospitalario Universitario de Ourense
El hombre falleció en el Complexo Hospitalario Universitario de Ourense | España Diario

 

El guardia civil de 48 años que se ha dado un disparo en la cabeza en una residencia de ancianos en Ourense donde trabajaba su mujer ha fallecido finalmente en el Complexo Hospitalario Universitario de Ourense (Chuou), según confirman a Europa Press fuentes de la Benemérita.

El hombre, natural de Valladolid y que responde a las siglas C.L.R., se presentó en el geriátrico San José de la parroquia de Rairo en torno a las 08,40 horas de este martes y solicitó hablar con su esposa. Seguidamente, acudió donde ella se encontraba y se pegó un tiro en la cabeza.

Fuentes del 061 indican que fue justo en el momento del suceso cuando desde la residencia se pusieron en contacto para solicitar asistencia sanitaria. Hasta el lugar se desplazó una ambulancia medicalizada para trasladar al hombre hasta el Chuou, donde finalmente ha fallecido en torno a las 12,00 del mediodía.

Lo sucedido no está siendo investigado como un caso de violencia de género, insiste la Policía Nacional. Hasta la residencia se desplazaron, además de efectivos de este cuerpo, una unidad de la Policía Científica y del servicio de Atención Ciudadana.

Un joven agrede a su padre cuando intentaba calmarlo tras discutir con su pareja en Vigo

La Policía Local de Vigo ha detenido a un varón de 24 años, identificado como F.D.S.P., nacido en Girona y domiciliado en la ciudad olívica, como presunto autor de un delito de violencia en el ámbito familiar por agredir a su padre después de intentar éste calmarlo tras una discusión con su pareja.

Según ha informado la Policía Local, a las 21.35 horas de este domingo agentes de esta Policía Local fueron enviados por la Central de Información y Mando para que se dirigieran a un piso de la Avenida de Balaidos donde un varón agredía a su padre.

La puerta de la vivienda la abrió el joven que, posteriormente, fue detenido, el cual se encontraba «muy alterado y gritando a su progenitor con amenazas e insultos», ha indicado la Policía.

La víctima, de 56 años de edad y padre del joven, manifestó que poco antes su hijo mantuvo una fuerte discusión con su pareja, a la cual insultaba. Por ello, acudió a su habitación acompañado de su esposa para intentar calmarlo.

Comentarios