Detenida en Vigo una yihadista que estaba planeando un atropello masivo

La mujer había alquilado una furgoneta y se cree que planeaba realizar un ataque como el de La Rambla de Barcelona
La mujer podría haber planeado un ataque como el atropello masivo de Barcelona   | El País

 

Una yihadista de 45 años habría sido detenida este martes en Vigo por la Guardia Civil después de que comenzara a realizar gestiones para alquilar una furgoneta, así lo ha informado el diario ‘La Razón’. La mujer está acusada de un delito de terrorismo.

Los investigadores sospechaban que podría tener la intención de realizar un atropello masivo, como el que se realizó en 2017 en La Rambla de Barcelona y que acabó con la vida de varias personas. Al parecer, los agentes habían dado con comunicaciones en las que aseguraba que quería «replicar en Galicia un atentado de esas características».

Hay que mencionar que, con anterioridad, la mujer ya había sido detenida, fue en 2018, después de más de un año de investigaciones. «Desde entonces, consciente del carácter delictivo de sus actividades, había asumido numerosas medidas de seguridad con la intención de eludir la vigilancia de los investigadores», han asegurado las autoridades.

Una de las cosas que pusieron en el punto de mira a la mujer fue el hecho de celebrar públicamente los ataques realizados en Barcelona y Cambrils. Además, consumía propaganda producida por varios grupos terroristas.

Detenidos también tres ciudadanos marroquíes por adoctrinamiento

Además de esta detención, otras tres personas más, varones marroquíes de 27 años, han sido también detenidos por su presunta participación en delitos de adoctrinamiento y enaltecimiento del terrorismo. Ha sido en las localidades guipuzcoanas de Urretxu, Ibarra y Urnieta, los detenidos formaban un grupo muy unido y sólido.

Comenzaron actuando como consumidores de propaganda de la banda Daesh, pero más tarde acabaron siendo ellos  los que difundían en redes sociales mensajes de incitación al odio y a la violencia.

Además, según publica ‘La Razón’, se dedicaban también a captar y adoctrinar a personas a través de la red, de hecho, habían contactado directamente con otras personas para difundir su pensamiento radical.