ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Detenida una mujer en Vigo por atacar a los agentes que la iban a multar

La detenida de 61 años, que tenía su coche mal aparcado en la calle Uruguay, gritó y dio varios manotazos a los policías locales
Los agentes de la Policía de Vigo fueron golpeados por la detenida | Twitter

 

Agentes de la Policía Local de Vigo han detenido a una vecina de la ciudad, E.P.C., de 61 años de edad, como presunta autora de un delito de atentado contra agentes de la autoridad, al atacar a los policías que la iban a multar por estar mal estacionada.

Según han informado fuentes policiales, los hechos tuvieron lugar en la tarde del lunes, cuando varias dotaciones del 092 acudieron a la zona de Churruca tras recibir el aviso de que había varios coches mal aparcados, obstaculizando la circulación.

Una vez en el lugar, en la calle Uruguay, los agentes comprobaron que había varios vehículos mal aparcados, por lo que procedieron a tramitar las correspondientes denuncias. Entre la línea de coches mal aparcados, salió un turismo que se disponía a marcharse, y los agentes le dieron el alto para informar a su conductora de que sería sancionada.

La conductora dejó el coche mal aparcado y agredió a los agentes

En ese momento, la conductora apagó el motor y dejó el coche en medio de la calzada, comenzando a gritar y a insultar a los agentes, y haciendo caso omiso de sus indicaciones de que sacara el turismo de allí porque estaba obstaculizando la vía.

La mujer no solo no se movió, sino que siguió increpando a los policías e incluso llegó a propinar varios manotazos a alguno de ellos, cuando intentaban hacerla entrar en razón. Por estos, la señora fue detenida.

Detenido el conductor de un ciclomotor tras una persecución en Vigo

La Policía Local de Vigo ha detenido a I.F.F., varón de 41 años de edad, natural y vecino de la ciudad olívica, por supuestos delitos contra la salud pública y de desobediencia, así como por circular sin un permiso habilitado para la conducción.

Los hechos sucedieron a las 12.00 horas del pasado domingo, 9 de diciembre, cuando una patrulla que circulaba tras un ciclomotor de la marca Piaggio modelo Fly 50 comprobó que tenía la ITV caducada y que a su conductor no le constaba ningún permiso habilitante para la circulación. 

El vehículo policial conectó los dispositivos luminosos para indicar al conductor que se detuviera pero este siguió su camino, entonces activaron los dispositivos acústicos y, lejos de detenerse, el hombre aumentó su velocidad.