Un desprendimiento provoca el descarrilamiento de un tren en Lugo

La circulación de trenes continúa interrumpida en la parroquia de Celeiro, en el municipio de Viveiro
Trenes de la línea Feve Ferrol-Ribadeo | Archivo / Plataforma Polo Ferrocarril Ferror-Ribadeo

 

Un vagón de un tren de la línea FEVE ha descarrilado la noche de este viernes, 2 de agosto, en Viveiro (Lugo) con 17 pasajeros a bordo, que han resultado ilesos. El descarrilamiento se ha producido en la línea FEVE, que enlazan cuatro veces al día Ferrol con Viveiro.

En las labores de evacuación del pasaje han intervenido agentes de la Guardia Civil, de la Policía Local y efectivos de los Bomberos y de Protección Civil de Viveiro y Xove y del grupo de emergencias supramunicipal (GES) de Cervo.

Circulación de trenes interrumpida

La circulación ferroviaria sigue interrumpida en la vía en la que se produjo el descarrilamiento, provocado a causa de un desprendimiento de piedras sobre la vía por la que circulaba el tren que cubre la línea Ferrol-Ribadeo, en dirección a esta segunda localidad.

En este sentido, la alcaldesa de Viveiro ha explicado que todo apunta a que el derrumbe se produjo en «el mismo momento» en el que el tren pasaba por esa zona.

Por su parte, fuentes de Renfe han agregado que aún no está restaurada la circulación en la línea y que los trenes volverán a operar con normalidad cuando el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) lo ordene. Calculan que el tráfico de trenes se podría restaurar alrededor de las 15.30 horas de esta misma jornada, según han adelantado.

Mientras tanto, los convoyes circulan hasta Viveiro como normalmente y trasladan a sus pasajeros desde ese punto hasta Ribadeo «por carretera».

Los servicios de emergencias señalaron que las 17 personas que viajaban en el vagón que descarriló salieron «ilesas» y que «no se han registrado daños personales» entre los ocupantes.

Los pasajeros tuvieron que ser rescatados

Tras el descarrilamiento, el personal de Adif contactó con el 112 Galicia para alertar de lo ocurrido y solicitó medios para evacuar a las personas que viajaban en el tren, ya que el lugar donde se había producido el suceso era una «zona de difícil acceso», han declarado estos servicios de urgencias.

Tras el primer aviso, el CIAE 112 Galicia puso la situación en conocimiento de la Guardia Civil, los Bomberos, Protección Civil y Policía Local de Viveiro, así como del GES de Cervo y de Protección Civil de Xove.

De este modo, los servicios de emergencia ayudaron a salir de la vía a los ocupantes del tren y los acompañaron hasta la carretera más próxima, donde todos los pasajeros fueron recogidos por taxis, enviados por Renfe, alrededor de la medianoche.

«Se quedó en un susto», relató la alcaldesa de Viveiro, quien agregó que, al producirse el accidente en plena noche, la falta de visibilidad causó «miedo» entre los 17 afectados, pero la eficacia de los servicios de rescate ayudó a encauzar la situación de una forma «rápida».