ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Piden 4 años de cárcel para un hombre de 91 años que mató a dos ciclistas en Pontevedra

Manuel, arrolló en 2016, a un pelotón de 14 ciclistas en la carretera PO-552
Uno de los ciclistas murió en el acto, el otro tras 10 meses en coma | EFE

 

La grave imprudencia al volante Manuel Benito; un hombre de 91 años, vecino de la localidad de Nigrán (Pontevedra), acabó de la peor manera posible. El año 2016, cuando contaba con 88 años, conducía por una carretera cuando arrolló a un pelotón de 14 ciclistas, acabando con la vida de dos de ellos.  Por este motivo se enfrenta ahora a una petición por parte de la Fiscalía de 4 años de cárcel y de una multa de 2,3 millones de euros por dos delitos de homicidio imprudente y 7 de lesiones graves.

El accidente tuvo lugar en la PO-552 en dirección a La Guardia. El grupo de ciclistas circulaba divido en dos columnas por el carril bici cuando el vehículo los atropelló a gran velocidad. Uno de ellos, Jose José Antonio Casas, alías 'Ñito', murió en el acto. Otro, Diego Freiría, lo hizo tras 10 meses en coma.

El brutal choque provocó heridas graves a otros 7 de sus compañeros. El golpe fue tan fuerte que algunos de ellos salió disparado al techo del turismo, mientras el resto cayeron violentamente contra el asfalto de la calzada y el carril bici.   

Iba a 100 km/h en una zona de 70 

Según explicaba a 'El Español' uno de los abogados el atestado de la Guardia Civil demuestra que circulaba a 100 km/h en una zona limitada a 70. El estado en que quedó el coche revelaba claramente que era imposible que fuera a 60 km/h como argumentaba el anciano

Otros siete ciclistas sufrieron heridas de gravedad | Cedida

 

La gran velocidad no fue el único infracción que cometió ese día Manuel. Tras el accidente, solo se detuvo unos instantes a 200 metros del siniestro alertada por uno de los ciclistas que confesaba que al darle el alto le contestó: «¿Qué pasa? ¿Solo atropellé a uno?». Pese a la recriminación del resto del pelotón, inmediatamente después Manuel subió de nuevo y siguió conduciendo hasta una zona de descanso situada a más de un kilómetro.    

Reconoció que no le hicieron la revisión de la vista para el carné

El día del accidente, Manuel Benito dio negativo tanto en el control de alcoholemia como de drogas. Su actitud tras el choque hizo pensar que las causas de su comportamiento al volante tenían más que ver con su edad y estado físico. El mismo reconocía que había renovado el carné de conducir sin verse sometido a la prueba de agudeza visual obligatoria. 

Este hecho llenó de rabia a las familias y compañeros de los dos fallecidos, que no entendían como un hombre, con esa edad y esas circunstancias, podía seguir conduciendo. La vida de los familiares de las dos víctimas cambió para siempre pero también la de alguno de los heridos como José Antonio Vilán.

Este profesor de la Universidad de Vigo vio como su pasión por la bicicleta acababa haciéndole perder su trabajo en contra de su voluntad. Las lesiones le obligaron a cogerse 725 días de baja, y pese a los múltiples intentos de hacer rehabilitación, tuvo que cogerse la incapacidad laboral.