Piden colaboración para localizar a Cristina, una joven de O Carballiño, Orense, desaparecida

La chica, Cristina Moleiro, tiene 29 años y fue vista por última vez el pasado martes 16 de abril
Imagen de Cristina, la joven desaparecida | Ministerio del Interior

 

La Guardia Civil pide colaboración ciudadana para localizar a la joven de 29 años Cristina Moleiro San Emeterio, de O Carballiño (Orense), desaparecida «de forma voluntaria».

«No es la primera vez que se ausenta del domicilio familiar, sino que es reincidente», han asegurado a Europa Press fuentes de la Guardia Civil, que ha activado el protocolo de desaparición que se lleva a cabo en estos casos y ha solicitado la colaboración ciudadana.

La desaparecida falta de su domicilio desde el pasado martes 16 de abril, según ha relatado su padre a la Guardia Civil. «Salió de casa con dirección a Orense», indican en el mensaje difundido por la Guardia Civil acompañado de una fotografía de la chica para ayudar en su búsqueda.

La joven mide 1,65 metros y pesa 60 kilos. Tiene el pelo rizado y largo. La última vez que se la vio vestía un pantalón verde tipo vaquero, camiseta sport y una cazadora corta de color negro.

Detenido un joven en La Coruña tras agredir a su pareja en plena calle

La Policía Local de La Coruña ha detenido este sábado, 20 de abril, a un joven de 29 años que presuntamente agredió a su novia en plena calle a la cual, según testigos del suceso, lanzó contra la verja de un establecimiento y le propinó un manotazo en la cara.

Los agentes de la Policía Local tuvieron constancia de los hechos poco después de las 17,25 horas de la tarde de este sábado, 20 de abril, cuando una patrulla fue solicitada por la Sala del 092 para ir a una calle en las inmediaciones del Campo da Leña donde, según varias llamadas de testigos, una pareja estaba discutiendo en la vía pública de forma «acalorada».

Ya en el lugar de los hechos, y en base a las declaraciones de los testigos, en un momento de la discusión, el hombre agarró a la joven de 21 años de edad por el cuello, lanzándola contra la verja de un establecimiento y propinándole un manotazo en la cara.