Iñaki Urdangarin acapara toda la atención durante la misa de Navidad en Vitoria

Los feligreses aprovecharon la ocasión para ‘darse la paz’ con el exduque de Palma
Iñaki Urdangarín se convierte en el centro de las miradas en Vitoria | EspañaDiario

Iñaki Urdangarin ha regresado a prisión tras pasar sus cuatro días de permiso penitenciario en compañía de su familia. No obstante, el yerno de los reyes eméritos no se puede escudar en el anonimato y, durante su cuarto día fuera de la cárcel de Brieva, no ha podido evitar acaparar toda la atención. Según ‘Informalia’, Urdangarin asistió a la misa de Navidad que se celebraba en la iglesia de la Sagrada Familia de Vitoria, generando un revuelo sin precedentes.

Todo transcurría con cierta normalidad hasta que el sacerdote invitó a sus feligreses a darse la paz. Aprovechando la ocasión, decenas de personas se levantaron para estrechar la mano de Urgandarin. En vista de que los feligreses se agolpaban en torno al yerno del rey y que la misa no podía transcurrir con normalidad, el sacerdote pidió en repetidas ocasiones que la gente volviera a sus bancos. Pocos minutos después, la situación se normalizó.

Según asegura la periodista Pilar Eyre, especialista en asuntos de la monarquía, el exduque de Palma se vio desbordado por la situación, aunque el gesto de los presentes fue mayormente positivo.

El pasado sábado, Urdangarin volvió a la prisión de Brieva, en Ávila, para seguir cumpliendo condena. El yerno de don Juan Carlos y Sofía recibirá el 2020 en su celda, con su bolsita de 12 uvas y su televisión, igual que el resto de presos, aunque sabiendo que en Vitoria todavía hay quienes le brindan su apoyo.