Los reyes, sus hijas y la reina Sofía asisten juntos a la misa del Domingo de Resurrección en Palma

La princesa Leonor y la infanta Sofía reaparecen oficialmente tras cinco meses de ausencia
Acudieron juntos a la misa en Palma | Casa de S.M. el Rey

 

Numerosos son los rumores que circulan últimamente y que vienen a dejar patente que las relaciones en el seno de la Familia Real no son muy afectuosas, especialmente entre la reina Letizia y los monarcas eméritos.

No obstante, callando esas habladurías, ayer se vivió un acto que vino a dejar patente que esas no son tan ciertas o que ellos directamente saben guardar las formas. Y es que ayer los reyes, sus hijas y la reina Sofía asistieron juntos a la tradicional misa del Domingo de Resurrección que se celebró en la catedral de Palma de Mallorca.

Su presencia suscitó un gran interés no solo por tratarse de esas figuras sino porque también hace un año en ese mismo escenario se vivió un momento de gran tensión entre las dos reinas y las pequeñas. Momento que fue captado por las cámaras y que dio mucho que hablar.

La llegada a la catedral

Al contrario que en otras ocasiones, quizás para acallar los mencionados rumores, los cinco llegaron en el mismo coche, conducido por Felipe VI. Así, junto a él viajaba su esposa y en la parte de atrás del vehículo iban las dos niñas junto a su abuela.

Al bajar de aquel, como ha mostrado la web de Casa Real, recibieron los vítores y aplausos de unas mil personas que se encontraban esperando a las puertas de la catedral, donde fueron recibidos tanto por el obispo de Mallorca, Sebastiá Taltavull, como la Delegada del Gobierno, Rosario Sánchez.

Los reyes, sus hijas y la reina Sofía se mostraron cordiales y cercanos con los vecinos | Casa de S.M. el Rey

 

Reaparición pública tras las vacaciones

Con la asistencia a este oficio religioso, los reyes y sus hijas volvían a aparecer ante los medios después de haber disfrutado, al parecer, de unas vacaciones de Semana Santa en Roma. No obstante, la princesa Leonor y la infanta Sofía son las que casi más expectación han generado ya que hacía cinco meses que no se las veía públicamente. Fue en la celebración del 40 aniversario de la Constitución Española.

La reina emérita, por su parte, parece ser que ha disfrutado de toda la Semana de Pasión en la isla balear junto a su hermana Irene.

Cordialidad tras el desencuentro del año pasado

Desde el incidente que vivieron el año pasado en ese mismo escenario, las dos reinas parece que han intentado limar asperezas, por lo menos ante los ojos de los demás. Buena muestra de eso es que este año, tras salir de la misa y saludar a la gente allí presente, tuvieron varios gestos de complicidad entre ellas.

Así, por ejemplo, se pudo ver a la reina Sofía acariciando la espalda de su nuera e incluso intercambiando palabras con ella. Y todo eso sin pasar por alto que estuvieron muy sonrientes durante todo el acto y que las pequeñas no dudaron también en estar muy pendientes de su abuela en todo momento.

El gran ausente en esta ocasión fue el rey emérito que estos pasados días conocíamos que había sido intervenido de un cáncer de piel.