INVITACIÓN OFICIAL:

Únete al nuevo grupo oficial de Facebook de Corazón y Famosos. Cotilleos, fotos, vídeos encuestas... ¡Pincha aquí y únete!

La reina Letizia derrumbada. Llega el peor día del año

Tendrá que rememorar uno de los hechos más duros de toda su vida
La reina Letizia en la recepción de la selección española femenina de waterpolo en el Palacio de la Zarzuela el viernes 31 de enero de 2020
La reina Letizia | España Diario

La reina Letizia está viviendo esta semana una ajetreada agenda laboral. Sin embargo, eso no impide que se encuentre algo triste y apesadumbrada. ¿El motivo? Que se acerca el 7 de febrero, una fecha especialmente dolorosa tanto para ella como para toda su familia. Y es que ese día de hace ahora trece años fallecía su hermana Érika Ortiz, a los 31 años de edad.

En su piso era encontrado el cadáver de la joven, que moría dejando una hija de 6 años (Carla Vigo Ortiz) y una familia rota por el dolor. Precisamente así se pudo ver a la ahora monarca que no fue capaz de contener las lágrimas delante de la prensa ni tampoco en el funeral.

Una noticia que conmocionó a la sociedad

Esa mañana del 7 de febrero de 2007 la reina, que estaba embarazada de seis meses de su hija pequeña, la infanta Sofía, se encontraba descansando en el Palacio de la Zarzuela mientras que su marido, el ahora Felipe VI, llevaba adelante su agenda. Sin embargo, esa rutina se rompió cuando aquella recibió la noticia de que su hermana menor se había quitado la vida en el piso que precisamente Letizia había tenido como residencia antes de comprometerse.

Rápidamente y sin esperar a que llegara su esposo, la monarca se dirigió rápidamente hasta la citada vivienda donde la esperaban su madre, Paloma Rocasolano, y el novio de la fallecida, Roberto García. Allí se topó de bruces con la realidad, Érika había muerto después de haber dejado a su hija en casa de una vecina y tras haber escrito tres cartas de despedida.

Érika Ortiz en la boda de su hermana, la reina Letizia
Érika Ortiz falleció el 7 de febrero de 2007 | Instagram

Ese dolor que no pudo ocultar en su momento, lamentablemente, se repite cada año en el corazón de la reina Letizia. Siempre ha intentado mantenerse ocupada en tal fecha, pero en esta ocasión no tiene ningún acto previsto, por lo que se especula que se quedará en casa rodeada de su familia que es la que le puede aportar más serenidad y cariño.

 

Más notícias de la categoria Familia Real



Comentarios

envía el comentario