Alerta Letizia: La muerte que hunde a la Reina este 30 de marzo

Se cumplen 15 años del fallecimiento de José Luis Ortiz, su abuelo paterno

La reina Letizia durante la Pascua Militar celebrada en el Palacio Real en Madrid, el lunes 6 de enero de 2020
La reina Letizia estaba muy unida a su abuelo paterno, José Luis Ortiz | España Diario

Este lunes 30 de marzo no es un lunes más para la reina Letizia. Se cumplen 15 de años de la muerte de José Luis Ortiz, abuelo paterno de la Reina y marido de María del Carmen Álvarez del Valle. Una fecha marcada para la abuela de Letizia, que vive sola en Sardéu, un pueblo cerca de Ribadesella (Asturias). En esa casa falleció José Luis, el que fuera su esposo y donde vivieron juntos más de 10 años. 

José Luis Ortiz Velasco murió a los 82 años debido a una dolencia pulmonar. La luctuosa noticia sucedió poco tiempo después de la boda de su nieta Letizia con Felipe VI. El Rey llegó a visitarlo en algunas ocasiones junto a su mujer, especialmente los fines de semana cercanos a su muerte, debido al agravamiento de su estado de salud. 

Los abuelos de la reina Letizia
Los abuelos de la reina Letizia, Menchu y José Luis Ortiz, el día de su boda con Felipe VI | Gtres

A sus 92 años, Menchu Álvarez recordará a su marido desde su pequeño pueblo asturiano, donde vive de manera independiente. En ocasiones, esto provoca la preocupación de su nieta, la reina Letizia, como en este periodo de confinamiento que estamos viviendo por culpa del Coronavirus. Menchu forma parte del grupo de alto riesgo ante el Covid-19. 

La Reina mantenía una relación muy estrecha con su abuelo, ya que con ambos pasó muchas épocas de su infancia. Además, Letizia estuvo al lado de José Luis Ortiz en sus días más duros. Fueron numerosos los fines de semana que viajó con Felipe hasta Sardéu para disfrutar de uno de sus referentes en su vida.  

En 2004, en su primera visita al Principado de Asturias tras la petición de mano de Felipe VI, la consorte rezó ante la Virgen de Covadonga por la salud de su abuelo José Luis, que acababa de ser operado. «He rezado por mi abuelo. Por mis abuelos», dijo la Reina al salir del santuario.


Comentarios

envía el comentario