«¿Pero nadie se ha fijado?». La foto que demuestra lo que aún no se ha operado Letizia

Es la única parte del cuerpo que ha escapado al bisturí

La reina Letizia durante su discurso sobre la Violencia de Género en el evento de la Cruz Roja el 16 de enero de 2020
La reina Letizia se ha sometido a varias intervenciones para eliminar las arrugas | España Diario

Poco o nada queda de la Letizia Ortiz que conocimos durante su trabajo como presentadora de informativos en TVE. La reportera que logró enamorar a un príncipe viviendo un cuento de hadas y que terminó por convertirse en reina de un país, ha ido transformándose con el paso de los años.

​​​▶ INVITACIÓN: Ya os podéis unir al grupo oficial de Facebook de Corazón y Famosos donde comentamos todos los cotilleos de España. Estaréis informados, podréis cotillear y también os entretendréis. ¡PINCHA AQUÍ Y ÚNETE, TE ENCANTARÁ!

Al mismo tiempo en que Letizia iba puliendo su actitud y aprendiendo los protocolos monárquicos su físico también pasaba por una metamorfosis que no ha pasado desapercibida para nadie. Un cambio que no es debido al paso del tiempo sino más bien en intentar que este no se note en su rostro y para ello no ha dudado en tirar mano del bisturí y otros tratamientos estéticos.

El primer paso lo dio con una operación de nariz —que algunos achacaron a problemas para respirar— y poco a poco el estrés al que empezó a someterse como Princesa de Asturias comenzó a pasarle factura en su rostro y decidió eliminar las arrugas y las patas de gallo. Un poco de bótox en la frente, párpados más elevados y pómulos rellenos con ácido hialurónico eliminaron todo signo de edad —y expresión— en la reina Letizia.

Sin embargo en uno de sus últimos actos públicos, se puede apreciar una parte del físico de Letizia que se ha escapado al bisturí: su cuello. El pasado 11 de marzo, los reyes acudieron a un acto en París donde fueron recibidos en el Palacio del Eliseo por el matrimonio Macron.

Letizia Ortiz y Felipe VI junto a Emmanuel Macron y Brigitte Macron en el Palacio del Elíseo. París, 11 de marzo de 2020
Letizia sonríe en el recibimiento del matrimonio Macron | España Diario

En la instantánea se puede ver a una sonriente Letizia en conversación con Felipe VI y el matrimonio francés siendo más que evidente las arrugas de su cuello. Sin duda no escapará para la reina la posibilidad de poder realizarse un lifting al ser consciente de la presencia de esas antiestéticas marcas.

Para llevar a cabo este tipo de operaciones se realiza una incisión en la nuca y otra detrás de cada oreja para separar la piel de los músculos del cuello, tensándolos para eliminar las arrugas, y suprimiendo el excedente de piel.

Una intervención delicada principalmente por el tiempo de recuperación, pues para ello se requiere una banda elástica durante al menos 2 semanas y cuyos resultados definitivos son apreciables a los 3 o 6 meses. Por lo que la reina debería mantener su agenda real aparcada en lo que dure la curación.


Comentarios

envía el comentario